Washington abraza "Juneteenth" con llamamientos a votar en las elecciones

Agencia EFE

Washington, 19 jun (EFE).- Washington, al igual que otras ciudades de Estados Unidos, vive este viernes la festividad de "Juneteenth", que conmemora la emancipación de los esclavos, en una jornada que discurre en un tono festivo y al mismo tiempo reivindicativo con numerosos llamamientos a registrarse para votar en las elecciones del próximo noviembre.

Decenas de marchas, concentraciones y actos tienen lugar este viernes en distintos puntos de la capital para conmemorar la fecha del 19 de junio de 1865, cuando un general de la Unión leyó en Galveston (Texas) una orden federal que declaraba la libertad de los esclavos negros, dos años y medio más tarde de que el presidente Abraham Lincoln firmara la Proclamación de Emancipación.

En recuerdo a esa fecha, jugadores de los equipos de baloncesto de Washington, el masculino Wizards y el femenino Mystics, tomaron parte en una marcha que acabó en el monumento a Martin Luther King Jr., a orillas del río Potomac.

Los participantes llevaban camisetas del movimiento Black Lives Matter (las vidas negras importan), que ha estado detrás de las protestas de las últimas semanas en EE.UU. después de la muerte el pasado 25 de mayo del hombre de raza negra George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota).

UN "AMBIENTE SOCIAL" DISTINTO ESTE AÑO

La comentarista deportiva afroamericana Christy Winters Scott acudió a la marcha de los clubes de baloncesto con sus hijos de 18, 16 y 13 años.

"Debido al ambiente social que hay ahora los jugadores, los entrenadores y las organizaciones de los Wizards y los Mystics se unieron porque querían hacer algo. Es por lo que estamos aquí ahora", dijo a Efe.

Winters Scott opinó que las protestas del último mes son indicativo de que va a haber "un cambio fundamental y necesario" en lo que respecta a los derechos civiles en el país. "La gente ya ha tenido suficiente y está preparada para el siguiente paso".

"Votar es el primer paso pero también hay otras cosas que se están haciendo que no se habían hecho en el pasado, y siento que va a ser un cambio enorme para nuestros jóvenes, mis hijos, sus hijos y mis bisnietos", reflexionó.

ANIMAR A VOTAR

No muy lejos del monumento a Martin Luther King Jr., otro grupo de decenas de personas se preparaba para salir en otra marcha por el Mall, la explanada con museos que hay entre la Casa Blanca y el Capitolio.

Entre el obelisco a George Washington, el primer presidente de EE.UU. (1789-1797), y el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana, los manifestantes colocaron unas mesas para animar a registrarse a votar en las elecciones generales del próximo 3 de noviembre.

"Si no votas no cuentas" o "Mira, escucha, lee, protesta, vota" eran los mensajes de algunas de las pancartas que portaban.

Entre ellos se encontraba Laura, una ingeniera civil de 47 años, residente en Baltimore, que decidió trasladarse a la capital para participar en el "Juneteenth", con un cartel que decía: "La reforma de la Policía se espera desde hace tiempo".

Laura confesó a Efe que no supo de que existía esta festividad hasta hace casi un año: "Soy de las pocas personas que no sabía sobre mi propia historia, yo sabía que fuimos libres con Abraham Lincoln, pero desconocía que hubo dos años de retraso en Texas".

"Para mí ha sido un despertar, y cada persona está teniendo su propio despertar individual, que se suma a todas las partes que se están moviendo", consideró la manifestante, que acudió con una mascarilla que le tapaba la nariz y la boca para protegerse del coronavirus.

EL PODER EN WASHINGTON TIENE QUE ESCUCHAR

Esta vecina de Baltimore explicó que decidió trasladarse a Washington para tomar parte en el "Juneteenth" en lugar de hacerlo en su ciudad porque el presidente, el poder y los legisladores están aquí.

"Tienen que vernos y escuchar nuestras voces", indicó.

"Espero que este impulso continúe -siguió-, no podemos callarnos y volver a lo que se considera normal porque lo normal era opresión para mucha gente".

Al tratarse de Washington tampoco podían faltar gente concentrada para celebrar "Juneteenth" frente a la Casa Blanca, aunque al haber diferentes localizaciones y marchas, no había más que unas decenas de personas poco después del mediodía.

Justo en el punto en que la calle 16 desemboca en el parque Lafayette Square, junto a la mansión presidencial, un grupo de bailarines con altavoces intentaban animar a la gente a votar en noviembre.

En el lugar se encontraba Mark, de 35 años, con sus hijos de 7, 11 y 13 años, observando a los bailares.

Mark señaló, en declaraciones a Efe, que las redes sociaesl están ayudando a impulsar el movimiento de derechos civiles. "Los jóvenes usan los medios sociales, en el pasado dependíamos más de los medios tradicionales que no nos daban acceso a los afroamericanos".

Así, "cada vez más gente se está volviendo consciente, y con la concienciación hay más compasión, empatía y comprensión", subrayó.

(c) Agencia EFE