Los Warriors pueden proclamarse campeones; los Celtics no quieren morir en la orilla

·3  min de lectura
Mary Schwalm/AP

Para los Celtics no hay mañana.

Este jueves 16 de junio (9 p.m. TV: ABC/ ESPND) se juega en el TD Garden de Boston el Juego 6 de las Finales de la NBA que favorece a los Warriors 3-2, luego de su última victoria 104-94 de Golden State el pasado lunes en el Chase Center en San Francisco.

En este quinto encuentro se rompió esa racha de los Celtics de no perder dos juegos seguidos en estos playoffs, luego de caer también en el Juego 4 en casa, después de que los Warriors borraran a la segunda unidad de Boston con apenas tres puntos de Grant Williams, un punto de Derrick White y cero puntos de Payton Pritchard.

Si estuvo bien Jayson Tayton con 27 puntos, a igual que Marcus Smart con 20, mientras que Jaylen Brown con 18 se quedó un pelín por debajo de lo que viene aportando en estos playoffs al igual que Robert Willians con 10 y Al Horford con nueve.

Los Celtics necesitan una mayor ofensiva para poder enfrentar el poderoso ataque de los Warriors, con el sentido de urgencia jugando a su favor. En las dos victorias Boston anotó más de 115 puntos y en las tres derrotas no llegó a 100, por lo que necesita que su segunda unidad explote al igual que Horford, que cuando anota doble dígitos su equipo gana.

“Nos reagruparemos y nos recuperaremos”, dijo Tatum, tras caer en el Juego5. “Estoy seguro de ello”.

Por el otro lado está Golden State a un juego de proclamarse campeón y puede serlo este mismo jueves en Boston o en el Juego 7 en casa, pero no querrán arriesgar e intentarán llevarse la serie en el TD Garden.

Para ello cuentan con un gran Stephen Curry, que pese a solo anotar 16 puntos (0-9 en triples) promedia 30.6 puntos en los cinco juegos de esta serie; además de Klay Thompson, que el último juego llegó a 21; Andrew Wiggins, que alcanzó los 26, más un segunda unidad que lideró Gary Payton II con 15 puntos y Jordan Poole con 14.

“No puedo controlar las narrativas, sin embargo, la gente habla sobre el juego”, comentó Curry. “Cuando miras el juego, no se trata solo de eso. Creo que somos la defensa número 2 por una razón”.

Pero lo que más está sorprendiendo de estos Warriors es su defensa, donde destacan estos mismos jugadores, además de Draymond Green y Kevon Looney, ahora viniendo desde el banco.

Contrario a los que todos pensaban esta está siendo una serie de defensa y la pizarra de dos grandes entrenadores está jugando su papel. Ime Udoka encontró el modo de anular a Curry, pero este respondió con ocho asistencias y el resto del equipo de Golden State le hizo pagar por ello.

Steve Kerr, tras caer en el Juego 3, movió a Looney a la segunda unidad y puso a Otto Porter como titular y ha ganado los siguientes dos. Pero lo más interesante es ver que Thompson es el que marca a Horford cuando Green se encarga de Brown o ver emparejado con Tatum a Curry, a quien le tiran encima los hombres más grandes de Boston.

Las dos derrotas de Golden State han coincidido con dos miserables últimos cuartos, en los que colapsó la ofensiva, algo que unos buscan repetir y otros evitar.

De modo que se espera un espectacular Juego 6 de vida o muerte, en el que los Celtics son favoritos por su urgencia y por jugar en casa, pero los Warriors tienen lo suficiente para ganar tanto en ataque como en defensa y cualquier cosa puede pasar.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.