Wall Street intenta maquillar la semana gracias a Amazon y a la inflación

Wall Street intenta maquillar la semana al calor de los resultados de Amazon
Wall Street intenta maquillar la semana al calor de los resultados de Amazon

Wall Street abre de rebote en este viernes de más a menos en función de las caídas que se han producido en los últimos días: con un Nasdaq que avanza de forma decidida hasta los casi niveles de apertura que marca el Dow Jones. Así el indicador más tradicional americano, el DOW JONES apenas se mueve en el comienzo de esta quinta sesión bursátil de la semana con recorte del 0,03% hasta los 32.772,91 puntos, mientras que los del S&P 500 se anotan un avance del 0,40%, en los 4.155,20puntos. El NASDAQ 100 es el índice que más recupera posiciones, en concreto un 1% hasta los 12.153,96 puntos.

Los grandes índices de Wall Street vienen de una sesión difícil: el S&P 500 y el Nasdaq Composite perdieron más del 1% cada uno el jueves, y este último cayó aún más en territorio correctivo. El Dow Jones perdió más de 250 puntos.

Esas pérdidas han encaminado a los principales índices hacia fuertes pérdidas semanales. El Dow y el S&P 500 han bajado un 1% y un 2%, respectivamente, durante la semana. El Nasdaq ha caído un 3% en ese tiempo. Si se pone el foco en el mes de octubre, que entra en su recta final, el S&P 500 ha bajado un 3,52%, el Nasdaq Composite un 4,72% y el Dow un 2,16%.

Si el mes termina con pérdidas para los índices, será la primera vez que el Dow y el S&P 500 tengan tres meses consecutivos de caídas desde marzo de 2020. La última vez que el Nasdaq cayó durante tres meses consecutivos fue más reciente, en junio de 2022.

En el ámbito empresarial, Amazon ha batido las expectativas del mercado tanto en la línea alta como en la baja de su cuenta de resultados del tercer trimestre. Sus acciones suben en la apertura del mercado, en línea con las ganancias que mantienen desde el afterhours de anoche, con avances del 6%, apuntalando la recuperación del Nasdaq.

El beneficio neto de Amazon en el tercer trimestre más que se triplicó hasta los 9.900 millones de dólares, o 94 centavos por acción, desde los 2.900 millones de dólares, o 28 centavos por acción, del año anterior. Los analistas habían pronosticado un resultado de 58 centavos por acción. En cuanto a los ingresos, aumentaron un 13% hasta los 143.100 millones de dólares frente a los 141.400 millones de dólares esperados por el mercado.

Amazon ha anunciado además que las ventas del cuarto trimestre, que incluyen el período clave de vacaciones, se situarán entre 160.000 y 167.000 millones de dólares. Los analistas esperaban unos ingresos de 166.600 millones de dólares. En el punto medio de su rango de orientación, unos posibles ingresos de 163.500 millones de dólares representarían un crecimiento del 9,6% desde los 149.200 millones de dólares del año anterior.

Los inversores tienen que digerir hoy también las cuentas de Intel, que se dispara un 6,9% en la apertura. La compañía ha puesto sobre la mesa unas ganancias por acción de 41 centavos, ajustadas, frente a los 22 centavos esperados por los analistas. Los ingresos alcanzaron los 14.160 millones de dólares, batiendo también las previsiones de 13.530 millones.

Para el cuarto trimestre, Intel espera ganancias de 23 centavos por acción, ajustadas, sobre unos ingresos de entre 14.600 y 15.600 millones de dólares. Las expectativas del mercado eran de 32 centavos por acción de ganancias y 14.310 millones de dólares en ventas.

Mucha peor acogida tienen las cuentas de Ford Motor, que no solo no ha cumplido con las expectativas del mercado, sino que además ha retirado sus previsiones para el año, citando la huelga de los trabajadores de la automoción. El beneficio ajustado por acción fue de 39 centavos, frente a los 45 centavos que habían augurado los analistas, mientras que los ingresos se quedaron en 41.180 millones de dólares, también por debajo de los 41.220 millones esperados.  Las acciones de la automovilística caen un 2,5% en los primeros compases del valor en Wall Street este viernes.

Mientras Chevron baja en la apertura más de un 2,2% tras publicar resultados que han decepcionado al mercado, mientras que los de Exxon Mobil resultaron mixtos, con caída del beneficio por acción y con un avance del 0,65% de sus acciones en la apertura de Wall Street.

En el apartado macroeconómico, el índice de precios del consumo personal, variable de precios que tiene fama de ser la más seguida por la Reserva Federal. en realidad se ha comportado como se esperaba, pero ha apuntalado, con la subida de 7 décimas del gasto del consumidor americano, el buen sabor de boca del que ya disfrutan los valores, donde se imponen las compras. En el caso del dato subyacente, subida de tres décimas mensual, pero el dato interanual se relaja hasta el 3,7%. 

El mercado da una probabilidad de prácticamente del 0% a que haya una subida de tipos en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de noviembre, mientras que la que se otorga a que lo haga en la de diciembre es inferior al 20%.

En la renta fija, siempre muy sensible a cualquier noticia que implique cambios en la política monetaria, las rentabilidades de los bonos aguardan a estos datos de inflación al alza. En el bono de referencia a diez años la rentabilidad sube dos puntos hasta el 4,882%, mientras que en el bono a dos años se sitúa en el 5,053%.

Los precios del petróleo suben más de dos dólares

En los mercados de materias primas vuelven a hacerse patentes los nervios de los inversores con subidas de más de 1 dólar por barril en los precios del petróleo. El motivo: los temores de una escalada del conflicto en Oriente Próximo que podría interrumpir los suministros de petróleo, después de las informaciones de que el ejército estadounidense ha atacado objetivos iraníes en Siria.

Hasta ahora, los acontecimientos no han impactado directamente en los suministros, pero generan temores de que el conflicto en la Franja de Gaza pueda extenderse y perturbar las exportaciones del importante productor de crudo, Irán, que respalda a Hamás.

De momento, los analistas de Goldman Sachs mantienen  su pronóstico del precio del crudo Brent para el primer trimestre de 2024 en 95 dólares el barril, pero avisan de que las menores exportaciones iraníes podrían hacer que los precios de referencia aumentasen un 5%. Los precios podrían subir un 20% en el escenario menos probable de una interrupción del comercio a través del Estrecho de Ormuz, por donde transita el 17% de la producción mundial de petróleo, según estos expertos.

Los futuros del crudo Brent con entrega en diciembre suben un 1,13% hasta los 88,92 dólares el barril. El contrato del West Texas Intermediate estadounidense para diciembre se anota un 1,15%, en 84,16 dólares el barril.

El Euro Dólar sube un 0,06% en su cruce frente al dólar hasta un tipo de cambio de 1,0565 dólares por cada moneda comunitaria.