Wall Street cae después de que el mercado de bonos incrementa la presión de nuevo

Una pantalla muestra una gráfica sobre las decisiones de la Reserva Federal con respecto a las tasas de interés mientras el especialista Meric Greenbaum trabaja en su puesto, el miércoles 1 de noviembre de 2023, en la Bolsa de Valores de Nueva York. (AP Foto/Richard Drew)

NUEVA YORK (AP) — Los precios de las acciones en la Bolsa de Valores de Nueva York cayeron el jueves, con lo que llegó a su fin una de sus rachas de ganancias más largas en dos décadas luego de que la presión se elevó en el mercado de bonos.

El S&P 500 bajó 35,43 puntos, o 0,8%, para terminar en 4.347,35. El promedio industrial Dow Jones descendió 220,33 unidades, o 0,6%, ubicándose en 33.891,94, y el compuesto Nasdaq perdió 128,97 enteros, o 0,9%, y cerró en 13.521,45.

Los precios de las acciones habían subido durante la jornada, y el índice S&P 500 iba en camino de un noveno día de ganancias, que habría sido su racha más larga en 19 años. Pero el mercado de valores rápidamente cedió bajo el peso de los crecientes rendimientos de los bonos del Tesoro.

Dichos rendimientos subieron en la mañana luego de que un informe dejó entrever que el mercado laboral de Estados Unidos sigue notablemente sólido. Ascendieron todavía más cuando el gobierno federal anunció los resultados de una venta de bonos del Tesoro por 24.000 millones de dólares. Y luego subieron aún más tras el anuncio del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, de que el banco central “no dudará” en subir las tasas de interés si considera que la inflación no está del todo bajo control.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años, la pieza central del mercado de bonos, subió de 4,50% a 4,63%.

Las tasas y los rendimientos altos han sido el principal motor del mercado de valores durante meses debido a que afectan los precios de las inversiones, ralentizan la economía y elevan la presión sobre el sistema financiero.

Un rápido aumento en el rendimiento de los bonos a 10 años que comenzó en el verano provocó una caída de 10% en el S&P 500 respecto a su punto máximo del año. El rendimiento superó el 5% brevemente, con lo que alcanzó su nivel más alto desde 2007, al tiempo que se emparejó con la principal tasa de interés de la Reserva Federal, que está sobre el 5,25% y en su mayor nivel desde 2001.

Sin embargo, la semana pasada los inversionistas acogieron los comentarios de Powell de que podría ya no ser necesario subir las tasas de interés. Él dijo que las alzas del verano en los rendimientos de los bonos podrían sustituir futuros aumentos a las tasas si siguen siendo persistentes. Eso provocó una fuerte desaceleración en los rendimientos del Tesoro, lo cual ayudó a que las acciones subieran.

Pero Powell reiteró el jueves que no se ha tomado una decisión.

En el mercado del petróleo, los precios del crudo se recuperaron un poco de sus grandes pérdidas de la semana.

El barril de crudo estadounidense subió 41 centavos para situarse en 75,74 dólares, y el barril de la mezcla Brent, el estándar internacional, ganó 47 centavos, ubicándose en 80,01 dólares. Sin embargo, ambos siguen aproximadamente 6% más bajos en lo que va de la semana, en medio de preocupaciones de que la oferta supere a la demanda.

___

Los periodistas de The Associated Press Matt Ott y Elaine Kurtenbach contribuyeron a este despacho.