Plan fiscal de la Casa Blanca no sacude a Wall Street

Por STAN CHOE

NUEVA YORK (AP) — El mercado bursátil estadounidense registró el miércoles una jornada de leves altibajos una vez que la Casa Blanca presentó un esbozo general de su plan para recortar las tasas fiscales, del que no se revelaron muchos detalles.

La expectativa de un gran recorte de impuestos, junto con regulaciones menos estrictas para las empresas, han sido dos de los principales factores que han impulsado al mercado bursátil desde noviembre, cuando los republicanos barrieron en las elecciones para hacerse del gobierno en Washington. La Casa Blanca proporcionó el miércoles una cifra significativa, cuando las autoridades dijeron que esperan recortar la principal tasa de intereses corporativos al 15%, del actual 35%.

Pero aún quedan por negociarse muchos detalles específicos, tales como qué tanto afectará la medida al déficit presupuestario del gobierno, y será necesario resolverlos junto con el Congreso. Eso dejó a los inversionistas preguntándose exactamente qué tantos beneficios del recorte fiscal fluirán hacia las ganancias corporativas, y qué tanto más deberían subir los precios de las acciones más allá de lo que ya han subido.

“La reforma fiscal será buena, pero mucho de ella ya ha sido incluido en los precios del mercado”, dijo David MacEwen, jefe adjunto de inversiones en American Century Investments.

El índice Standard & Poor’s 500 cayó 1,16 enteros, menos del 0,1%, hasta los 2.387,45. Se había colocado brevemente sobre su récord histórico al cierre de 2.395,96 puntos, pero cedió esas ganancias en los últimos minutos de operaciones.

El promedio industrial Dow Jones bajó 21,03 unidades, el 0,1%, y cerró en 20.975,09, mientras que el compuesto Nasdaq perdió 0,27 puntos, menos del 0,1%, a 6.025,23.

Las acciones de compañías pequeñas tuvieron mejor desempeño, por lo que el indicador Russell 2000 subió 8,35 enteros, 0,6%, hasta quedar en 1.419,43.

La propuesta para una tasa de interés empresarial del 15% posiblemente sea tan solo una primera oferta, y las negociaciones con el Congreso podrían derivar en una cifra más alta, de acuerdo con los analistas.

Cualquier recorte a los intereses corporativos sería un impulso a las ganancias de las empresas, lo que ayudaría a justificar el incremento del 11,6% en el S&P 500 desde el día de las elecciones. Algunos inversionistas se mostraron preocupados de que las acciones se hayan vuelto demasiado caras debido a que los precios han subido más rápido que las ganancias de las compañías.

El crudo estadounidense de referencia ganó 6 centavos y se estableció en 49,62 dólares por barril en Nueva York. La mezcla Brent, referente internacional, perdió 28 centavos y se ubicó en 51,82 dólares por barril en Londres.

El oro cedió tres dólares hasta los 1.264,20 por onza.

El precio de los bonos subió. El rendimiento del certificado del Tesoro a 10 años cayó a 2,30% respecto al 2,34% de la jornada previa.