Dow Jones cae 1.800 puntos ante repunte de casos de COVID-19

ALEX VEIGA y DAMIAN J. TROISE
Un corredor camina por el piso de remates parcialmente abierto el jueves 28 de mayo de 2020 en la Bolsa de Valores de Nueva York. (AP Foto)

El precio de las acciones en Wall Street se desplomó el jueves tras repuntar los casos de coronavirus en Estados Unidos, golpeando al optimismo reciente de que la economía podría recuperarse rápidamente de su peor crisis en décadas.

El índice Dow Jones cayó más de 1.800 puntos y el S&P 500 cedió 5,9%, su peor jornada desde mediados de marzo, cuando el mercado bursátil sufrió una serie de horribles descensos al comenzar los cierres por la pandemia.

Muchos analistas han estado diciendo que la sorprendente recuperación del mercado desde finales de marzo era desproporcionada y que no reflejaba el pésimo estado de la economía. El S&P 500 sumó 44,5% entre finales de marzo y el lunes.

El número de casos de coronavirus repuntó en el país, y parte del incremento posiblemente esté vinculado con la reapertura de los comercios y el fin de las órdenes de confinamiento. Las infecciones van en aumento en casi la mitad de los estados, según un análisis de The Associated Press, una tendencia inquietante que podría intensificarse al regresar las personas a su trabajo y realizar actividades al aire libre durante el verano.

El optimismo de los inversores acerca de una rápida recuperación de la economía también tuvo que moderarse tras el anuncio de la Reserva Federal el miércoles, que advirtió que el camino para salir de la peor crisis en décadas sería largo y se comprometió a mantener bajas las tasas de interés en el futuro inmediato.

Dichos factores, aunados al reciente incremento en los precios de las acciones, contribuyeron a las ventas del jueves, indicó Sal Bruno, jefe de inversiones en IndexIQ.

“No es sorprendente ver cierta tendencia a las ventas, considerando la prolongada racha alcista que tuvimos a pesar de que la economía no estaba muy bien”, declaró Bruno. “El hecho de que (la Fed) esté hablando de mantener las tasas de interés tan bajas hasta finales de 2022 fue revelador para muchos”.

El S&P 500 cayó 188,04 unidades a 3.002,10, su mayor declive desde el 16 de marzo. El Dow perdió 1.861,82 puntos, el 6,9%, y se ubicó en 25.128,17. Y el compuesto Nasdaq, que en la víspera había rebasado el umbral de los 10.000 puntos por primera vez, cedió 527,62 enteros, el 5,3%, finalizando en 9.492,73.

Los títulos de las pequeñas compañías siguieron siendo los más vendidos, en una señal de que los inversionistas están tornándose más pesimistas acerca de la recuperación general de la economía. El indicador Russell 2000 perdió 111,17 unidades, el 7,6%, y se ubicó en 1.356,22.

Los precios del crudo cayeron 8,2% debido a las inquietudes de los inversores de que una economía sumida en un bache requiera menos energía.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cayó a 0,66% de 0,74%. El viernes pasado superó brevemente el umbral de 0,90%, y comenzó el año en 1,92%.