Waldo Wolff llamó a evitar posibles fugas de diputados de Juntos por el Cambio al peronismo

Laura Serra

Los legisladores de Juntos por el Cambio siguen con atención los movimientos del peronismo, obsesionado en ampliar los bloques del Frente de Todos en ambas cámaras con aliados extrapartidarios y, en lo posible, con legisladores desencantados del macrismo. Esta tarde se reunirán, por separado, los bloques de la UCR y de Pro para definir sus autoridades y analizar la estrategia a seguir. Pero, por de pronto, sus principales referentes envían mensajes hacia adentro y hacia afuera para evitar fugas.

"El peronismo está a la caza de legisladores que tienen precio. Esto no significa dinero, a veces lo que se ofrece es una posición, un cargo. Ahora bien, si un legislador de Juntos por el Cambio accedió a una banca por medio del voto de la gente y, a los cinco minutos, se cambia de partido, eso es una estafa al electorado", advirtió el diputado Waldo Wolff (Pro).

"Nosotros somos gente de valores y queremos la unidad de Juntos por el Cambio, es lo que le ofrecimos al electorado. Empieza una nueva etapa, ahora como oposición, y se instrumentará una nueva metodología de discusión. Aquellos que se quieran ir que se vayan, pero sería muy hipócrita que argumenten diferencias cuando ni siquiera se arrancó la nueva etapa", sostuvo.

Tal como publicó LA NACION ayer, la conducción del peronismo en la Cámara baja junto a Sergio Massa, futuro presidente del cuerpo, llevan adelante el "operativo seducción" de eventuales aliados que puedan nutrir la tropa del Frente de Todos a partir del 10 de diciembre próximo.

Con el aporte de los santiagueños del Frente Cívico; los misioneros del Frente de la Concordia; los puntanos del PJ de San Luis; el Movimiento Popular Neuquino, y Somos Río Negro, del gobernador Alberto Weretilneck, rondarían los 126 diputados, entre propios y aliados.

La intención es atraer, también, a los eventuales "descontentos" del macrismo: se menciona, por caso, a Pablo Ansaloni, referente del gremio de los peones rurales, cuyo titular, Ramón Ayala, se muestra ahora con Alberto Fernández.

En cambio Domingo Ayala, de origen peronista y quien fuera primer candidato de Pro en su provincia, negó en forma tajante que tuviera pensado irse del bloque.

También están en la mira del peronismo los diputados que se referencian con Emilio Monzó, actual titular de la Cámara baja. Empero, Monzó y su tropa ya anticiparon que por ahora se mantendrán dentro del espacio opositor.