“Wado” De Pedro se reunió con AmCham y reforzó su rol de “canciller” kirchnerista ante el empresariado

·4  min de lectura
Wado De Pedro
Wado De Pedro

“Voy a decir hasta lo obvio, porque capaz algunos leen que vamos camino a ser Venezuela y se lo creen”. Antes de conectarse a la videoconferencia, Eduardo “Wado” De Pedro comentó con sus colaboradores más estrechos el ánimo con el que encaraba el encuentro virtual. Del otro lado de la pantalla lo esperaban decenas de ejecutivos de compañías globales con asiento en la Argentina. El ministro del Interior se entrevistó hoy con unos 90 directivos de grandes empresas agrupadas en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos (AmCham) para intentar derribar prejuicios, transmitir el rumbo del gobierno y fomentar la inversión privada en el interior del país.

Ministro político del Gobierno y funcionario “enlace” entre la Casa Rosada, Cristina Kirchner y La Cámpora, De Pedro buscó así consolidarse como un canciller del ecosistema kirchnerista ante el establishment, un trabajo que viene haciendo desde hace varios meses con bajo perfil. El titular de Interior ya había tenido una charla reservada con grandes empresarios argentinos en el Llao Llao (Bariloche) en abril, se había visto cara a cara con distintos actores privados en tándem con Máximo Kirchner y venía realizando una gira por el interior del país -solo o con los ministros del área económica- para tener un diagnóstico de primera mano de las dificultades de las industrias y las economías regionales.

El Gobierno se prepara para oficializar el embarazo de Fabiola Yañez

Pero hoy oficializó “el salto del muro” en una videoconferencia con el gran empresariado internacional, invitado por la Amcham, que quiso tener llegada al ministro del gabinete de Alberto Fernández que cuenta con mayor respaldo de la vicepresidenta. “Vieron que tenemos una idea para el país y para el sistema productivo argentino. Que muchas cosas que se dicen de nosotros no son así. Quizás antes, cuando tuvimos la administración de poder, no nos acercamos lo suficiente y nos pusieron un etiquetado frontal que no es. Pero las etiquetas con el tiempo se terminan cayendo”, comentó De Pedro consultado por LA NACION al finalizar la reunión.

El ministro transmitió que el Consejo Económico y Social debería ser el vehículo de diálogo a futuro. Los empresarios esperan que esa iniciativa, que perdió musculatura en el último tiempo, se agilice una vez superado el período eleccionario, donde emergen los discursos políticos más beligerantes. El mensaje de De Pedro a los privados llega un día después de que Cristina manifestara en un plenario del Frente de Todos en La Plata: “Nuestra economía necesita del consumo para crecer. Esto requiere muchos períodos de gobierno. Para recuperar la vida que queremos tenemos que tener sentados en la Casa Rosada hombres y mujeres que estén dispuestos a soportar presiones y ataques”.

El ministro Eduardo "Wado" de Pedro, al salir de la Casa Rosada
Hernán Zenteno


El ministro Eduardo "Wado" de Pedro, al salir de la Casa Rosada (Hernán Zenteno/)

Inquietudes

Según pudo reconstruir este medio de fuentes oficiales y empresarias, los ejecutivos transmitieron su preocupación en torno a cuatro factores: la carencia de infraestructura, la dificultad para la retención de talentos, el peso de la carga tributaria y la necesidad de exploración de recursos naturales.

Además, los empresarios le preguntaron a De Pedro por la estabilidad fiscal de las provincias, la coparticipación y la relación de la Nación con los gobernadores. “De Pedro mostró buena predisposición para abrirse al diálogo con la AmCham y su ecosistema. También hablamos de generar acciones concretas para fomentar un plan de desarrollo productivo federal, que todavía está en elaboración”, dijeron a LA NACION desde AmCham.

La Cámara de Comercio de los Estados Unidos ya planteó públicamente sus diferencias con el Gobierno en distintas instancias. En abril, reclamó terminar con el programa de Precios Máximos que se estipuló por la pandemia al considerar que la gestión de Fernández se “excedía en sus funciones”. En julio, la AmCham se manifestó en contra de la ley de etiquetado frontal -que ya tiene media sanción en el Senado- al considerar que iniciativas de ese tipo (que propone que los alimentos y bebidas sin alcohol incluyan octógonos negros advirtiendo sobre excesos en materia de azúcares, sodio y grasas saturadas) tienden a “ahuyentar inversiones, obstaculizar el comercio y poner en riesgo fuentes de trabajo”.

La foto que teme Cristina Kirchner

En el intercambio con los privados, corrido del discurso de campaña, De Pedro n unca mencionó con nombre y apellido a Mauricio Macri pero sí dejó traslucir las dificultades económicas heredadas de Juntos por el Cambio. “Los empresarios ya saben bien que los problemas estructurales no tienen que ver con una sola persona, que el problema no era Cristina”, comentaron cerca de De Pedro.

El ministro les transmitió a los empresarios, en una charla que se extendió por unos 90 minutos: “Es necesario construir ámbitos de encuentro y derribar prejuicios. Nuestra responsabilidad como funcionarios públicos es que los argentinos puedan vivir mejor, algo que no podrá ocurrir sin la sinergia pública privada”.

Del otro lado lo escuchaban ejecutivos de unas 90 compañías. La AmCham abrió la invitación a sus más de 600 socios (empresas americanas y globales) que representan el 19,2% del PBI del país y emplean a más de 400.000 personas en la Argentina. Coca Cola, Pepsi, Johnson & Johnson, Walmart, Visa, Cargill, Citibank, Shell, Viacom, DirecTV, Tenaris, Fiat, Samsung son algunas de ellas.

Otra de las ideas que surgió del encuentro fue realizar una reunión con la Cámara Nacional Electoral y firmas como Google, Facebook y Twitter para establecer “reglas claras” para evitar fake news en el marco de las elecciones legislativas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.