Wado De Pedro desembarcó en Santa Fe para respaldar a Omar Perotti en medio de la crisis por la inseguridad

·4  min de lectura
El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el ministro del Interior, Wado de Pedro
El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y el ministro del Interior, Wado de Pedro

ROSARIO.-En medio de la crisis de seguridad que enfrenta Santa Fe, después de la enfervorizada marcha del miércoles pasado, cuando el gobernador santafesino Omar Perotti fue increpado por los vecinos, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, desembarcó en esta provincia para respaldar a la gestión del rafaelino en medio de la campaña electoral.

La elección en Santa Fe, donde están en juego dos bancas del peronismo en el Senado, está recargada de relevancia política, luego de un resultado magro para Perotti el 12 de setiembre, cuando el Frente de Todos quedó 10 puntos debajo de Juntos por el Cambio.

El Gobierno relativiza la salida de Carlos Cruz de la UIF, el organismo antilavado

Remontar ese resultado será una misión titánica para Perotti que en la campaña de la PASO trató de mostrar a los candidatos del Frente de Todos más ligados al gobierno provincial que al nacional. La visita de De Pedro marcó un cambio en este nuevo escenario, con las necesidades que afloran en el gobierno santafesino de lograr salir de la agenda agobiante de la inseguridad.

Después de la interna que el sector de Perotti le ganó al exministro de Defensa Agustín Rossi, el peronismo tiene el desafío de recomponer esa unidad que se rompió, algo que no parece viable de cara al 14 de noviembre, porque la campaña electoral dejó heridas abiertas en el sector de La Corriente, cuyos funcionarios que participan en la administración de Perotti están cerca de abandonar la gestión tras los comicios.

Entre los dirigentes que estuvieron en la minigira de De Pedro no se vieron militantes del kirchnerismo enrolados con Rossi. Sí estuvieron dirigentes de La Cámpora como Marcos Cleri y la candidata a senadora María de los Ángeles Sacnun y Roberto Mirabella, quien encabeza la lista de diputados y medio centenar de presidentes comunales e intendentes peronistas, en su mayoría, de ciudades con escaso peso electoral.

La visita de De Pedro transitó por un carril alejado de la agenda más caliente, que es la de la inseguridad en Santa Fe y la bronca social que afloró el martes de la semana pasada tras el crimen del arquitecto Joaquín Pérez. Este viernes el foco estuvo puesto en el sector productivo, el ámbito en el que Perotti se siente más cómodo por su histórica relación con ese rubro.

El ministro del Interior recorrió con Perotti los stands de la muestra de alumnos de escuelas técnicas de la provincia en Sauce Viejo, una localidad vecina a la capital provincial, donde se encuentra el parque industrial, una zona que desde hace una década retomó ímpetu a nivel productivo. El imán de esa zona industrial fue hasta 1981 la planta de Fiat que estaba ubicada sobre la ruta 11.

De Pedro dijo que la “prioridad” para el gobierno “encender el motor productivo de Santa Fe”. El ministro del Interior reconoció que “falta mucho, que después de cuatro años difíciles, más los dos años de pandemia no es fácil”. Con tono de campaña, el gobernador aportó que “todos los sectores productivos en la provincia consolidan una recuperación y eso lleva a incorporar equipamientos, a la necesidad de insumos o de mejorar la cuestión logística, todo eso estará sobre la mesa para conversar” entre la Nación y la provincia, aseguró el gobernador.

Con empresarios e intendentes

Luego, De Pedro y Perotti participaron en una reunión en el parque industrial con un grupo de empresarios de las firmas que se encuentran radicadas en ese predio. En un clima distendido, que era lo buscaba el gobernador después de ser increpado por los vecinos el miércoles pasado en la marcha contra la inseguridad, los dos funcionarios escucharon a los empresarios.

El presidente de la Unión Industrial de Santa Fe, Alejandro Taborda, dijo que “los números en Santa Fe son importantísimos, algunas industrias están creciendo ya más que en 2017″.

Martín Guzmán cenó con Kristalina Georgieva en Roma, junto a otros ministros de Economía

De Pedro sostuvo que “en la salida de la pandemia queremos estar cerca y escuchar cuáles siguen siendo las necesidades. La pandemia generó algunas complicaciones y la salida de la pandemia y la pospandemia también va a generar complicaciones. Para nosotros el federalismo tiene que ver con igualdad de oportunidades en cada uno de los rincones de la Argentina. La posibilidad de conseguir arraigo se genera con empleo y eso se genera con inversiones, empresarios y empresas”.

Luego, De Pedro encabezó una reunión con 42 intendentes peronistas de la zona, cuyo anfitrión era el exjugador de fútbol Pedro Uliambre, que es presidente comunal de Sauce Viejo. Los presidentes comunales que llegaron a esa localidad son los que participan del programa “Municipios de Pie”, que tiene un financiamiento de 411 millones de pesos para obras de la región. En medio de la campaña dinero para posibles obras era atractivo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.