Wado De Pedro acata la instrucción de Cristina Kirchner y se foguea para 2023 con un acto en La Matanza

Cristina Kirchner y Wado De Pedro
Cristina Kirchner y Wado De Pedro - Créditos: @Ministerio del Interior

Eduardo “Wado” De Pedro podrá ser el alumno ejemplar de su jefa política hoy, cuando tome la palabra en una cena de fin de año del PJ de La Matanza, un evento significativo justo en la previa de la contienda electoral de 2023. El ministro del Interior le dará un mensaje a los dirigentes del peronismo en el distrito más populoso del conurbano, junto al intendente local, Fernando Espinoza. La escena le servirá para foguearse y empezar a moverse como presidenciable, una alternativa que -aún cuando no hay nada definido- tomó vigor en las últimas semanas luego de que Cristina Kirchner dijera que no será candidata “a nada” el año que viene.

El ministro, reconocen en su entorno, llevará a la práctica la instrucción política que Cristina Kirchner le bajó al peronismo en el acto de Avellaneda, el martes. La vicepresidenta le reclamó a los propios que saquen “el bastón de mariscal” y pidió “salir a hablar y explicar, bajar, tomar contacto barrio y la realidad”. “No estemos mirando al cielo para que alguien nos diga mágicamente qué hacer”, remató la exmandataria. Cerca de De Pedro deslizan que el ministro buscará transmitir en La Matanza que hay que “militar, trabajar y resolver los problemas de los vecinos”.

El Gobierno dice que siguió “de cerca” la irrupción de Juan Grabois en Lago Escondido

No se descarta que De Pedro busque exaltar la vitalidad del peronismo para 2023 y hacer un llamado a la unidad del Frente de Todos, frente a un panorama electoral que la mayoría de los altos dirigentes del oficialismo que leen encuestas califican como “muy difícil” para el oficialismo . “Hay que tener valentía para jugar el año que viene”, reconoció un referente acostumbrado a someterse a las urnas que tiene ambiciones para el próximo turno electoral.

En La Matanza, enclave histórico del PJ, los referentes de La Cámpora -agrupación de origen de De Pedro- hacen un doble juego: se mantiene “ordenados” frente al poder del intendente local, Espinoza, pero al mismo tiempo hacen gestos con el Movimiento Evita, que pretende desafiar al jefe comunal con Patricia Cubría como candidata. Se prevé como una de las contiendas más ásperas de 2023.

Reaparición

De Pedro moderó su exposición pública después del fallo de la Corte Suprema que repuso parte de la coparticipación a la Ciudad, un tema que lo había tenido como protagonista buena parte del año, pero que lo encontró menos involucrado en los últimos días, pese al volumen público que adquirió el asunto. El ministro participó de la reunión que el jueves el Presidente mantuvo con 14 gobernadores peronistas, pero no quiso quedar pegado a la estrategia jurídica y política de Alberto Fernández, que primero dijo que el fallo era de “imposible cumplimiento” para luego anunciar que pagaría con bonos a la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

El ministro del Interior, sin embargo, tendrá hoy un espacio para hablar de la discusión en torno a la coparticipación y lanzar sus dardos a la Justicia, como hizo su jefa política. También para enviar un político justo antes de dar inicio al año electoral. La cena de fin de año del Partido Justicialista de La Matanza tendrá lugar en el Club Huracán de San Justo.

Sergio Massa y Wado de Pedro en el evento anual de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí.
Sergio Massa y Wado de Pedro en el evento anual de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí. - Créditos: @Santiago Filipuzzi

Tras el anuncio de Cristina Kirchner de que no participará en 2023, muchos dirigentes del oficialismo comenzaron a dar señales de que quieren salir a jugar. En el kirchnerismo muchos deslizan que la exmandataria necesita impulsar a un candidato K auténtico al tope de la boleta, que dispute una gran PASO nacional de ser necesario, para no perder potencia en el armado electoral del PJ.

Así, De Pedro, que hace un tiempo había dado los primeros pasos para mostrarse como presidenciable y proyectarse políticamente, ahora volvió a aparecer como opción. “Está bien que juegue y se foguee. Para él, jugar una PASO sería toda ganancia política, aún cuando pierda”, analizó un colaborador de kirchnerismo que de todas maneras resaltó que el acuerdo pragmático de Cristina con Sergio Massa está vigente y insinuó que eso puede devenir en un pacto electoral.

La vicepresidenta le envía dardos filosos a Alberto Fernández (el martes habló de la agrupación “Amague y Recule”, en alusión a la decisión del Presidente pagar con bonos a la Ciudad el monto de la coparticipación ordenado por la Corte). Pero hasta ahora nunca se la oyó criticar en público al ministro de Economía.