Vuelven a velar restos de otra víctima de desaparición frente a Segob

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 10 (EL UNIVERSAL).- Familiares de víctimas acudieron a la Secretaría de Gobernación (Segob) para velar los restos de Víctor Hugo Marino Hernández, un hombre que estuvo en condición de desaparecido y después fue encontrado en una fosa clandestina de Guerrero en el 2019.

Los familiares de la víctima explicaron que velaron los restos afuera de la Segob porque la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) no los apoyó con recursos económicos para el servicio funerario ni tampoco les ha brindado otro tipo de ayuda.

El ataúd, vestido con una bandera de México, un vaso de agua encima y cinco velas a su alrededor, llegó alrededor de las 13:00 horas a la sede de Gobernación y estuvo en el lugar por casi tres horas.

"No hemos tenido ninguna solución (...) nunca cumplen las autoridades, siempre humillan al más humilde", comentó Natalia Hernández Catalán, madre del difunto.

Esta es la segunda ocasión que familiares de víctimas llevan un ataúd afuera de la Segob para manifestarse y mostrar su dolor ante las autoridades. La primera ocasión fue el pasado 3 de febrero, cuando varias personas velaron a otro hombre que también fue encontrado en una fosa de Guerrero.

En aquella ocasión la acción también fue realizada para protestar por la falta de atención de la CEAV.

Margarita López Pérez, una defensora de derechos humanos que ha acompañado a las familias que velaron a sus difuntos en la Segob, advirtió que la siguiente semana se podrían llevar los restos de otras dos personas a la dependencia si la comisión ejecutiva no entrega recursos económicos para cubrir los servicios funerarios.

"No hemos tenido ninguna respuesta, una vez más vamos a tener que pagar los servicios funerarios porque ni la Segob ni la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ni la Presidencia de la República tienen recursos para pagar los gastos funerarios.

"El próximo miércoles van a ser otros dos cuerpos que nos van a entregar juntos y vamos a tener que venir a velarlos o al Zócalo o a Hacienda, pero vamos a tener que hacer la misma acción para visibilizar ante el mundo lo que está sucediendo aquí", dijo Margarita López.

Víctor, el hombre que este miércoles fue velado, tenía 30 años al momento de su desaparición, era chófer y dejó huérfanos a cinco hijos, según sus familiares.