Vuelven las tensiones a Bolivia con la reclusión del opositor Luis Fernando Camacho

Marco Bello / Reuters

El Gobernador del departamento de Santa Cruz (este), el opositor Luis Fernando Camacho, fue recluido en la penal de máxima seguridad de Chonchocoro de La Paz acusado de supuestos delitos relacionados con el derrocamiento del expresidente Evo Morales en 2019 durante una ola de protestas antigubernamentales que el oficialismo denunció como un "golpe de Estado".

La reclusión de Camacho ha despertado preocupaciones internacionales por el reavivamiento de las tensiones políticas en Bolivia y en particular en la ciudad de Santa Cruz, donde se vive una huelga ciudadana de 24 horas con bloqueos para exigir la libertad del político y donde hace poco hubo un paro de 36 días contra el Gobierno de Luis Arce para exigir un censo.

Tras una audiencia virtual, el juez Sergio Pacheco ordenó la prisión de Camacho por cuatro meses en esa cárcel, mientras se investigan los delitos de terrorismo, sedición y conspiración de los que la Fiscalía acusa al dirigente en el caso denominado “Golpe 1”.

Los abogados del gobernador aseguraron su inocencia y en un breve mensaje Camacho afirmó que su lucha fue “por la democracia de Bolivia” y pidió a los bolivianos que no dejen que “el masismo imponga una dictadura como en Venezuela y en Cuba”.

El gobernador fue uno de los líderes de las protestas que derivaron en la renuncia de Morales el 10 de noviembre del 2019, tras acusarlo de hacer un fraude electoral para prorrogarse en el poder para un cuarto mandato. La dimisión de Morales dio paso al gobierno transitorio de Jeanine Áñez, presa desde el 2021 acusada de otros delitos.

Camacho, de 43 años, estará inicialmente en una celda de aislamiento de Chonchocoro, una cárcel situada a 30 kilómetros de La Paz, en el altiplano y a 3.900 metros de altitud.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Bolivia: detienen al gobernador Luis Fernando Camacho, seguidores denuncian "secuestro"