Vuelven las protestas a Irán, la ONU expresa su preocupación por trato a los detenidos

FOTO DE ARCHIVO: Manifestantes cantan en la vigilia por Amini en Teherán

DUBAI, 28 oct (Reuters) - La oficina de derechos humanos de la ONU expresó el viernes su preocupación por el trato que da Irán a los manifestantes detenidos y dijo que las autoridades se negaban a entregar algunos de los cuerpos de los fallecidos, mientras los manifestantes pedían de nuevo la muerte del máximo dirigente del país.

La República Islámica está sumida en protestas desde la muerte de la joven kurda de 22 años Mahsa Amini bajo custodia policial el mes pasado. Los disturbios han planteado uno de los mayores desafíos a la autoridad clerical de Irán desde la revolución de 1979.

Vídeos difundidos en las redes sociales mostraban a manifestantes en la ciudad de Zahedan, cerca de la frontera sudoriental de Irán con Pakistán y Afganistán, pidiendo el viernes la muerte del "dictador", el líder supremo Ayatolá Alí Jamenei, y de la milicia Basij, que ha desempeñado un papel importante en la represión de las manifestaciones.

Decenas de personas murieron en enfrentamientos en Zahedan hace cuatro semanas durante las protestas antigubernamentales. El consejo de seguridad provincial afirmó que los disidentes armados provocaron los enfrentamientos, que desencadenaron la muerte de personas inocentes, pero admitió "deficiencias" por parte de la policía.

Los grupos de derechos humanos afirmaron que al menos 250 manifestantes murieron y miles fueron detenidos en todo el país. La dura represión por parte de las fuerzas de seguridad, incluida la temida milicia Basij, que tiene un historial de aplastamiento de la disidencia, no logró sofocar los disturbios.

"Hemos visto muchos malos tratos (...) pero también acoso a las familias de los manifestantes", declaró Ravina Shamdasani, portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, en una rueda de prensa en Ginebra, citando múltiples fuentes.

"Es especialmente preocupante la información de que las autoridades han trasladado a manifestantes heridos de los hospitales a los centros de detención y se han negado a entregar los cuerpos de los fallecidos a sus familias", dijo.

Shamdasani añadió que, en algunos casos, las autoridades estaban poniendo condiciones a la entrega de los cuerpos, pidiendo a las familias que no celebraran un funeral ni hablaran con los medios de comunicación. A veces también se niega a los manifestantes detenidos el recibir tratamiento médico, dijo.

(Información adicional de Emma Farge en Ginebra; redacción de Michael Georgy, editado en español por Aida Peláez-Fernández)