Vuelven las protestas en Colombia a un año del estallido social contra Duque

LA NACION
·2  min de lectura

BOGOTÁ.- Miles de personas salieron a las calles en las principales ciudades de Colombia para manifestarse en demanda de mejoras sociales y más seguridad, a un año del estallido contra el gobierno de Iván Duque, a quien le reclaman la falta de avances.

Los grupos convocantes, que incluyen sindicatos, estudiantes, profesores, médicos, exguerrilleros de las FARC y opositores del gobierno, llamaron a un quinto "paro nacional" en una veintena de ciudades en rechazo a las políticas económicas, sociales, educativas, de salud y seguridad del mandatario conservador.

Liderazgo cauteloso: ¿cómo se mueve Evo en Bolivia tras regresar de su exilio?

"Aquí está expresada la policromía de la sociedad colombiana (...) que reclama unos derechos y una atención en medio de las dificultades, porque Duque ni dialoga ni negocia", dijo Fabio Arias, dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

El presidente Duque, en el poder desde 2018, soporta el descontento popular mientras lidia con el deterioro de la economía y la seguridad en medio de la pandemia.

Las protestas de 2019 dejaron tres muertos por la represión policial
Fuente: Archivo

Las masivas protestas contra el gobierno comenzaron en noviembre de 2019 con ríos de personas que se movilizaban a diario en el mayor desafío popular que haya encarado un gobierno colombiano desde los años setenta.

Los manifestantes también conmemoran un año del fallecimiento de Dilan Cruz, un joven de 18 años que participaba de una de estas protestas y murió tras recibir el impacto en la cabeza de perdigones disparados por un miembro del escuadrón antidisturbios de Bogotá.

Esta vez, los colombianos se congregaron también en torno al reclamo por el repunte de la violencia en zonas apartadas del país tras el acuerdo de paz firmado con las exguerrillas de las FARC en 2016.

Maduro abre el sector petrolero a los aliados de Venezuela con una polémica ley para esquivar sanciones

Según el observatorio independiente Indepaz esta violencia ya dejó 74 masacres en lo que va de 2020.

Los especialistas acusan al gobierno de no haber tomado el control de los territorios dejados por los rebeldes tras el acuerdo de paz, lo que facilitó el fortalecimiento de nuevas organizaciones que se disputan el negocio de la coca.

Las manifestaciones menguaron con la pandemia, desde que se detectó el primer caso en marzo, pero la gente volvió a las calles en septiembre tras el homicidio de un hombre a manos de uniformados que desató sangrientas movilizaciones contra la brutalidad policial.

Agencias AFP y DPA