¿Vuelven los alacranes? Córdoba: murió una beba de 18 meses por una picadura

Gabriela Origlia
·1  min de lectura
La pequeña, de 18 meses, fue atendida en un hospital municipal, pero murió tras sufrir algunas complicaciones derivadas de la picadura
Fuente: Archivo

CORDOBA.- Una nena de 18 meses murió por la picadura de un alacrán. La niña y su familia viven en Monte Maíz, al sureste de la provincia de Córdoba. Fue atendida de emergencia en el Hospital Municipal después de la picadura y después registró dos derivaciones.

El primer traslado fue al Hospital Ceballos de Bell Ville y, más tarde, al Hospital de Niños de Córdoba Capital, donde murió como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio.

La picadura se produjo el lunes a la noche en la casa de la familia. Sus padres la llevaron de inmediato al Hospital Municipal, pero, por las complicaciones cardiorrespiratorias, decidieron derivarla. No lograron estabilizarla tampoco en los otros centros de salud.

En los últimos dos años, con el calor, en toda la provincia de Córdoba hubo mucha presencia de alacranes. Las especies más frecuentes son el Bothriurusbonariensis y el Tityustrivittatus. Si bien este último tiene un veneno peligroso, todos son ponzoñosos, por eso se recomienda seguir las medidas de precaución en todos los casos. En 2019 hubo 160 picaduras y el año pasado, el número fue algo menor.

Qué hacer si se detecta un alacrán

Los alacranes buscan ambientes húmedos y oscuros. Si se observa la presencia de un alacrán, es importante revisar toda la casa, y tratar de identificar el lugar por el cual pudo haber ingresado para taparlo.

Ante cualquier picadura, se debe acudir de forma inmediata al centro de salud más cercano; y, siempre que sea factible, llevar el escorpión vivo o muerto para facilitar la identificación de la especie.

Se puede aplicar hielo en la herida para calmar el dolor. No se debe apretar o perforar el área de la picadura, tampoco automedicarse o aplicar remedios caseros sobre la zona afectada.