Volvió el clásico festival gastronómico de San Isidro

·6  min de lectura
Los organizadores esperan una convocatoria de más de 30.000 personas
Los organizadores esperan una convocatoria de más de 30.000 personas

Después de las restricciones impuestas en el 2020 por la pandemia, este año vuelve el tradicional festival gastronómico Bocas Abiertas al Centro Municipal de Exposiciones de San Isidro. En su 9° edición, el evento al aire libre ofrece desde ayer y hasta el domingo más de 100 platos salados y dulces, un mercado de productores, 30 bandas en vivo y musicalización de Djs a metros de la costa del Río de la Plata.

Treinta restaurantes y gran cantidad de cocineros locales y de los alrededores invitan al público a formar parte de la tradicional “fiesta del paladar” con el objetivo de promocionar la gastronomía de Zona Norte. Desde temprano, ayer ya calentaban ollas, sartenes y parrillas: ayer fue de 18 a 23, pero una hora antes hubo un show de rock y reggae de El Bahiano. Entre hoy y el domingo la convocatoria es a partir del mediodía hasta las 23. Hay platos para todos los gustos: vegetarianos, postres, asados, pescado y pollo, pastas, veganos. El valor es de $500 pesos cada uno. A esto se suman puntos de venta de bebidas: agua, kombucha; cervezas; vinos, aperitivos; sidra; gin y café.

Cinco pueblos con playas solitarias para descubrir dentro de la provincia de Buenos Aires

“Esperamos recibir la misma cantidad de público que años anteriores, unas 30.000 o 35.000 personas pero esta vez, debido a los protocolos sanitarios, ofrecemos el doble de espacio al aire libre por donde circular, 16.000 metros cuadrados en total”, anticipó a LA NACION Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro, a cargo de la organización del festival.

Además, en esta oportunidad se podrá elegir la fecha y horario más conveniente para asistir al comprar la entrada con anticipación a través de https://tuentrada.com/. De este modo, reservarán un turno de cuatro horas de duración, ya sea por internet, o al adquirir el ticket directamente en la puerta del predio, en Del Barco Centenera y el río.

Mientras que el año anterior el evento se trasladó a las veredas de los restaurantes de la zona bajo la modalidad take away, ahoro retornó a su sitio de siempre junto al río, donde la gente puede sentarse a disfrutar de su plato elegido en largas mesas extendidas a lo largo de todo el predio: “Es poder encontrarnos y celebrar, volver a mirarnos a los ojos, reír, brindar, a comer comida rica y al aire libre”, coincidieron los chefs Diego García Tedesco y Nacho Echeveste, de Gastronómicos Bocas Abiertas, también organizadores de Bocas Abiertas 2021. Por eso el lema es “La libertad y el reencuentro”.

“El festival refleja los sabores de una zona y, en especial, del potente polo gastronómico del Bajo, y el modo relajado de relacionarnos con una cocina muy rica, sin falsas expectativas y de la que estamos absolutamente orgullosos”, agregó Jaureguiberry. En ese sentido, algunos de los restaurantes participantes son Rocoto, Agave, Tree, Feli Pizarro, Austria, Maru Botana, Almacén Ott y Locos x El Asado, entre otros de diferentes estilos.

Novedades

Una de las novedades será el Museo Gastronómico donde el arqueólogo urbano Daniel Schávelzon revelará costumbres culinarias de Buenos Aires, desde la época de la Colonia hasta nuestros días, a través de diferentes objetos destinados a la preparación de alimentos. Los secretos de grandes chefs van a ser revelados a través de 15 clases, demostraciones y charlas a cargo de Maru Botana, Gluten Morgen, Marta Ramírez, Danilo Ferraz, Felicitas Pizarro, Christian Petersen, y muchos otros.

Se ofrecen productos ricos, a buen precio y sanos en el Mercado de Productores que contará con 30 puestos con: objetos gastronómicos, quesos, vainas, porotos, blends de yerba mate, tés de diferentes tipos, hongos agroecológicos, chocolates veganos, asadores y kits botánicos para preparar gin tonic y más.

Los padres con chicos pueden sentarse tranquilos y dejarlos un rato en el Espacio de Niños/Felicidad con las propuestas “Jugar”, “Comer”, “Chill”, “Boxes” y ¡vuelta a empezar! Para aprovechar el entorno natural del río y relajarse habrá un Sector Consciente/Calma Style, con charlas, clases de yoga, meditaciones, espacio de masajes, música y arte.

También en vivo, se ofrece Tiny Set, un estudio donde desfilarán entrevistas a chefs, productores, escritores de libros de gastronomía y músicos. No faltarán los tradicionales concursos que tantas pasiones despiertan: el mejor chimi y el más delicioso alfajor argentino presentado por el público. El domingo a la noche, Fin de Fiesta culminará con un reconocimiento a los participantes.

Las cervezas y aguas se servirán en vasos ecológicos y la gente puede traer su tenedor para reducir el uso de plástico, o sino comprar uno reutilizable en el mercado. Quienes lleguen en bicicleta tendrán un 50% de descuento en la entrada.

Un paseo del Bajo renovado

Este año el contexto del evento será un Bajo de San Isidro con una fisonomía que fue cambiando a lo largo de los últimos meses. En el Puerto, después de décadas de abandono, se avanza en la creación de un parque público de siete hectáreas. “Recuperamos miles de metros cuadrados ocupados indebidamente, se parquizaron 25.000 m² con pasto autóctono estacional y se comenzó a recuperar la rambla”, informó el Municipio de San Isidro. Además se creó una nueva plazoleta con mirador para ver las islas del Delta en avenida Mitre 1800.

Para evitar inundaciones por crecidas temporales, se terminó de construir una defensa costera, es decir un terraplén que impide el ingreso de agua del río con 4,5 kilómetros de largo y una altura de casi 5 metros.

A su vez se inauguró una rotonda en el triángulo de las calles Mitre, Primera Junta y Tiscornia y se trabajó en la repavimentación de varias calles aledañas. En cuanto al Tren de la Costa, también durante años en mal estado, la Universidad Nacional de San Isidro, Scalabrini Ortiz, se hará cargo del sitio y utilizará el lugar con fines educativos. En el sector paralelo a las vías se avanza con una senda aeróbica en Lasalle entre Centenera y Roque S. Peña. En cuanto a la emblemática plaza de la Catedral de San Isidro, Plaza Mitre, si bien no forma parte del Bajo en sentido estricto, integra su eje urbanístico y se está trabajando en su recuperación, agregó el municipio.

¿Dónde?

  • En Del Barco Centenera y el río, Bajo de San Isidro.

¿Cuándo?

  • Jueves 28, de 18 a 23

  • Viernes 29, de 12 a 23

  • Sábado 30, de 11 a 23

  • Domingo 31, de 11 a 23

¿Precios?

  • Ticket general $500

  • Pase libre 4 días $1000

  • Jubilados $250

  • Público en bicicleta $250

  • Menores de 12 años, gratis

  • Platos salados hasta $500

  • Platos Dulces y Postre, hasta $400

Más información

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.