Vuelve a Barcelona el congreso de las telecomunicaciones, aunque en versión reducida

·2  min de lectura

Por Luis Felipe Castilleja y Joan Faus

BARCELONA, 25 jun (Reuters) - Barcelona recuerda la cancelación del Mobile World Congress (MWC) en febrero de 2020 como la primera señal de que el COVID-19 era una causa real e inmediata de preocupación, un mes antes de que la mayor parte del mundo cerrara sus puertas.

Dieciséis meses después, la ciudad considera que el regreso del encuentro anual de la industria de las telecomunicaciones -aunque en una versión muy reducida- es un motivo de esperanza, a medida que las tasas de vacunación se aceleran y Europa parece empezar a dejar atrás lo peor de la pandemia.

La celebración del congreso es "un gran paso adelante", declaró el viernes a Reuters John Hoffman, director general de la entidad organizadora del MWC, GSMA. "Es la reapertura del negocio".

El Mobile, como también se denomina, será el primer gran congreso tecnológico que se celebra en Europa desde que comenzó la pandemia y se desarrollará del 28 de junio al 1 de julio.

Hoffman espera que el número de asistentes oscile entre los 30.000 y los 40.000, una cifra muy alejada de los más de 100.000 que acudieron a la última edición de 2019, que GSMA calculó que dio a Barcelona un impulso de 500 millones de dólares.

Este año, GSMA ha introducido una serie de medidas sanitarias. Para acceder al recinto se exigirá un test de COVID-19 negativo reciente, el uso de la mascarilla y una credencial digital, mientras que una app de rastreo de contactos rastreará cualquier infección.

El teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, dijo que la ciudad no estaba preocupada por posibles brotes de coronavirus relacionados con el MWC, ya que otros eventos, aunque de menor envergadura, se han celebrado recientemente y las infecciones han caído en picado en España.

Para la ciudad, que depende del turismo y se ha visto muy afectada por la caída de visitantes internacionales y el temor a que el MWC se trasladara a otro lugar, el regreso es un alivio.

Josep Maria Malagarriga, propietario de un hotel de Barcelona, se mostró optimista sobre la recuperación del sector a pesar de que la agencia oficial del MWC sólo ha reservado 11 hoteles este año, cuando lo normal es que contrate más de 400.

La ocupación para el lunes en su Hotel Continental Palacete está en el 50% y con precios aún significativamente inferiores a los habituales, dijo.

El sector espera que el evento de este año, con una agenda dividida entre actividades físicas, virtuales e híbridas, sirva de modelo para futuros encuentros empresariales.

Hoffman, director general de la GSMA, añadió que confía en que la edición del próximo febrero -que se celebrará durante el horario habitual del MWC- sea mayor, ya que "la gente tiene la necesidad de estar reunida".

(Con la información de Joan Faus y Luis Felipe Castilleja; edición de Clara-Laeila Laudette y Keith Weir, traducido por Michael Susin. Editado por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.