Vuelta a clases: la oposición realizará clases abiertas en todas las provincias

Paula Rossi
·3  min de lectura
Las tres fuerzas que integran Juntos por el Cambio -PRO, la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical- organizaron la convocatoria que ya tiene garantizada 24 locaciones
Fuente: Archivo

El 9 de febrero se canalizará en una actividad concreta la presión de la oposición dirigida al gobierno Nacional y a los gremios docentes, para hacer un llamado de atención en cuanto a las consecuencias que implicaría un nuevo año lectivo sin los estudiantes en las escuelas.

Quienes idearon la convocatoria consideran que la voluntad manifiesta de la administración del Frente de Todos para retornar a un esquema que incluya presencialidad involucró un cambio de posicionamiento, basado en la percepción negativa de la sociedad sobre el no retorno a clases, al que no consideran sólido.

Precios y salarios. Charla ministerial con la preocupación por la inflación como foco central

Los tres partidos que integran Juntos por el Cambio -PRO, la Coalición Cívica y la Unión Cívica Radical- tuvieron participación en el comité que gestó la iniciativa. Esa mesa ya garantizó la participación en 24 locaciones donde habrá clases abiertas, dictadas por una nómina de docentes que está en proceso de definición en cada jurisdicción. También se dispondrán bancos o sillas para que intervengan estudiantes mayores de 16 años. En las provincias, se sumarán otros puntos de concentración.

"Ante una situación demasiado negativa para ellos, cambiaron la mirada. Creemos que han cambiado el discurso con gran nivel de imprecisión y falta de compromiso, sumado a un plan de vacunación que viene en carreta. Es un sí muy gelatinoso", indicó para LA NACION sobre la postura del Gobierno -canalizada en el ministro de Educación, Nicolás Trotta- la presidenta de PRO, Patricia Bullrich, quien participará del acto central en la Ciudad, que se desarrollará a las 18, en el Palacio Pizzurno.

En la Capital habrá otros tres o cuatro puntos dispuestos para realizar el reclamo y así evitar concentraciones tan masivas, en el marco de la pandemia de Covid-19. Los referentes de la fuerza opositora con mayor representación política estuvieron, previamente, en contacto con organizaciones de padres que hace meses insisten con el retorno a las aulas.

"Queremos llamar la atención de lo que significa seguir sin educación para las familias: desde el punto de vista económico, también desde la salud mental de los chicos. Nadie cerró como nosotros", insistió la exministra de Seguridad.

Vuelta a clases: Axel Kicillof incorporará docentes para poder garantizar la presencialidad

Los gremios docentes parecen haber dejado de lado la reticencia inicial vinculada a la presencialidad y, ahora, la discusión está centrada en ajustar el detalle de los protocolos. Por su parte, Trotta recorrió las provincias para dialogar con sus pares y organizar el esquema de vuelta a los edificios escolares. Actualmente, se encuentra aislado, tras el contacto con la ministra de Educación santafesina, Adriana Cantero, quien dio positivo en el test de Covid-19. El lunes, el funcionario se someterá a un segundo hisopado, después de dar negativo en el primero.

Proclive al comienzo de clases presenciales, ajustadas a los protocolos y a las particularidades de cada jurisdicción, el ministro se desmarca de los planteos de la oposición, ya que considera que durante el gobierno de Cambiemos hubo desinversión educativa. Incluso, tildó como "cínico" al expresidente Mauricio Macri cuando cuestionó las decisiones de su cartera.

Bullrich entiende los dichos de Trotta como "una mentira" y achaca responsabilidades al peronismo. "Gobernamos cuatro provincias, las otras veinte las gobernó el peronismo o un partido provincial. La lógica de la inversión en Educación depende más de las provincias, que de la Nación. Nosotros medimos Matemática y Lengua, hicimos una cantidad de cambios importantes, mejoramos la conectividad, trabajamos mucho en el tema educativo; después también depende de lo que hace cada distrito", justificó.

Mientras tanto, el próximo martes darán una señal de unidad. Es que esperan, frente al Palacio Pizzurno, la conjunción de la dirigencia completa de Juntos por el Cambio, aunque todavía evitan dar nombres.