Vuelta a clases: los números que reinterpretó Axel Kicillof para sacar al conurbano de la zona de alarma

·4  min de lectura
El gobernador Axel Kicillof en la conferencia de prensa que encabezó hoy para anunció el regreso a clases
Eva Cabrera

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, sorprendió esta tarde al anunciar que desde la semana próxima se retomará la presencialidad escolar en los partidos que rodean a la ciudad de Buenos Aires. Según sus datos, se lograron reducir los contagios a una incidencia menor a los 500 por cada 100.000 habitantes.

“En la región metropolitana de Buenos Aires, con la métrica nacional, en los últimos 15 días tenemos 401 casos cada 100 mil habitantes. Eso hace que el Gran Buenos Aires pueda salir del sistema de alarma epidemiológica en la que se encuentra. Salir de Fase dos e ir a Fase tres”, dijo el mandatario provincial durante el evento, que se llevó a cabo en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno.

El número de 401 no es un dato menor, ya que es el que le permitió a los 24 partidos del conurbano y los 16 que completan la parte bonaerense del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pasar de la zona de “alarma” a la de “alto riesgo” epidemiológico.

En el Decreto de Necesidad y Urgencia 287, que la administración de Alberto Fernández publicó el 1° de mayo, se dividió a los distintos departamentos en zonas epidemiológicas y sanitarias en cuatro escalones: bajo riesgo, medio riesgo, alto riesgo y alerta epidemiológica.

Para ello se usaron dos parámetros: la razón y la incidencia de los contagios. El primer valor se obtiene al comparar los casos que hubo en los últimos 14 días con los de los 14 días previos; mientras que la incidencia es el número de positivos confirmados acumulados de los últimos 14 días por cada 100 mil habitantes.

Restricciones por coronavirus: el Gobierno anunció que prorrogará el DNU hasta el 25 de junio

Los dos primeros niveles son para departamentos o partidos de más de 40.000 habitantes, mientras que la alerta epidemiológica y sanitaria se aplica a los grandes aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes. Estos se considerarán en alerta si la incidencia es igual o mayor a 500 casos cada 100.000 habitantes, o si el porcentaje de ocupación de camas Unidades de Terapia Intensiva es igual o mayor al 80%.

Son de “Bajo Riesgo” los distritos con entre 50 y 150 casos cada 100.000 habitantes; de “Mediano Riesgo” los que tienen entre 150 y 250 casos cada 100.000 habitantes y de “Alto Riesgo” los que registran entre 250 y 500 casos cada 100.000 habitantes.

Qué dicen los datos que figuran en Nación

El número de 401 casos cada 100 mil habitantes que anunció Kicillof para el conurbano y resto del AMBA bonaerense no se ve reflejados aún en las mediciones que surgen del DataSet que publica todos los días el Ministerio de Salud de la Nación.

Según los datos actualizados hasta anoche, solo el partido de La Matanza cumpliría con el requisito de estar por debajo de los 500 casos por cada 100 mil habitantes. Según los datos con los que cuenta la cartera que conduce Carla Vizzotti, los números del partido más poblado de la provincia de Buenos Aires se encuentran en 479 en las últimas dos semanas.

Quien había adelantado la posibilidad del regreso a clases presenciales, que están suspendidas hace siete semanas, fue el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, que había indicado que cuando los casos de coronavirus descendieran a menos de 500 cada 100 mil habitantes se podía volver a “una presencialidad escolar cuidada”.

“Si logramos llegar a debajo de 500 contagios cada 100 mil habitantes y si se confirma la distensión en la ocupación de camas de terapia intensiva de los últimos tiempos, podremos tener presencialidad escolar cuidada”, planteó esta mañana en declaraciones a Radio Con Vos.

Gollán había sostenido que el actual nivel de descenso de casos “estaría dando la posibilidad de llegar a estar debajo de los 500 casos cada 100 mil habitantes”, pero había aclarado: “Primero tenemos que ver cómo termina la semana”.

Minutos después, desde el entorno de Gollán habían indicado a este medio que actualmente en el AMBA había 618 casos cada 100 mil habitantes, “con tendencia a la baja”, con lo cual si ese parámetro se profundizaba y llega a 500, “se podrá retornar a clases presenciales porque el DNU presidencial así lo establece”.

Regreso con medidores de dióxido de carbono en las escuelas

Entre las novedades del regreso sorpresivo que anunció Kicillof, se informó que se colocarán 33.000 medidores de dióxido de carbono, a fin de poder detectar la circulación de Covid-19. Según indicó el mandatario durante el anuncio, se distribuyeron en las escuelas los medidores que permitirán monitorear la adecuada ventilación en los edificios escolares, procurando la mayor comodidad térmica.

Para ello se invirtieron 622 millones de pesos, dijo el mandatario, y contó que también habrá un plan de vigilancia epidemiológica, que incluirá testeos aleatorios en las escuelas de toda la Provincia de Buenos Aires.

Además, Kicillof aseguró que su gobierno no está analizando “cambios en el calendario escolar” en el marco de la pandemia de coronavirus, por lo que no está previsto mover la fecha de las vacaciones de invierno que están previstas para la segunda mitad de julio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.