Vuelta a clases: los gremios advierten que falta información y planificación para aplicar el plan de Larreta

Bárbara Epsztein
·5  min de lectura

En medio de los intentos por despejar las resistencias de los gremios docentes, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvió a ratificar que las clases presenciales empiezan el 17 de febrero. Tras al anuncio del esquema escalonado, las respuestas de los sindicatos de la ciudad de Buenos Aires no tardaron en llegar: rechazaron el plan, advirtieron que falta información más detallada y que no hay garantías sanitarias para un regreso seguro.

"No hay condiciones hoy para hacer este tipo de anuncios a la comunidad educativa y generar expectativas. Hay una situación muy crítica en términos de circulación del virus. Ratificamos el rechazo porque no se modificaron nada las propuestas", dijo a LA NACION Angélica Graciano, secretaria general de UTE-Ctera.

Formosa: liberaron a las concejalas que reclamaban por la situación de aislados

Este miércoles, el gobierno de la Ciudad convocó a los gremios docentes a una nueva reunión que ellos describieron como "informativa". Sin embargo, los sindicatos consultados por este medio sostuvieron que tomaron con asombro ciertas medidas que se informaron ayer en la conferencia de prensa.

"Me parece que es más una estrategia publicitaria y de marketing que una planificación de instituciones educativas. Antes de la conferencia de prensa nos citan para informarnos, a grandes rasgos, lo que van a decir. Nos invitan a que seamos espectadores de anuncios que no tienen ningún correlato con la realidad", sostuvo Graciano.

El 17 de febrero volverán a las aulas, de forma escalonada durante dos semanas, los jardines maternales, el nivel inicial, el primer ciclo de primaria (primero, segundo y tercer grado) y el primer ciclo de secundaria (primero y segundo año).

Según la secretaria general de UTE-Ctera, el anuncio sobre los jardines maternales los tomó por sorpresa: "Los procesos de escolarización de los más chicos, como cambiar pañales y ayudarlos a limpiarse, no están siendo lo suficientemente reconocidos y valorados por la ministra de Educación. No se puede tomar una decisión de esta manera, ayer en la reunión no anticiparon esto".

La disputa entre medios oficialistas, reflejo de las internas en el Gobierno

Mariana Scayola, secretaria general del gremio Ademys, remarcó que falta planificación para dar inicio al ciclo lectivo: "Rechazamos los dichos de Acuña y Rodríguez Larreta. Se presentaron como defensores de la presencialidad cuando, en realidad, quedó demostrado que no tienen un plan de presencialidad más que generalidades. No pueden dar especificaciones".

A menos de un mes de la fecha propuesta para volver a las escuelas, Sergio Romero, secretario general de la Unión de Trabajadores Argentinos (UDA) explicó: "Me parece que el gobierno hizo declaraciones básicas y que tiene que mejorar las posibilidades de garantizar la salud de los docentes y alumnos. Con declaraciones de los funcionarios no vamos a generar confianza para que manden a los niños a la escuela".

En un tuit: el error de ortografía del presidente Alberto Fernández tras ser vacunado con la Sputnik V

Graciano también criticó otra de las medidas comunicadas ayer: "El gobierno de la Ciudad delega las responsabilidades (de presentar propuestas de reorganización) en los directores, que hoy están de vacaciones. Se enteran por una conferencia de prensa que tienen que ir el 8 de febrero a organizar esto, pero no están acostumbrados a hacerlo".

En la misma línea, Ademys se mostró en contra de esta medida. En diálogo con LA NACION, la secretaria general del sindicato manifestó su desaprobación: "Rechazamos la desresponsabilización del gobierno de la Ciudad de endilgar a las directoras a realizar los protocolos. Son ellos quienes deben fijar los lineamientos para que cada institución luego los adecue".

Rodríguez Larreta se diferenció otra vez con las clases y el Gobierno busca evitar la confrontación, pese a sus dudas

Los gremios ratificaron que las condiciones no están dadas en la Ciudad para volver a las aulas. "Con el semáforo epidemiológico vigente no se pueden dar clases en ninguna jurisdicción. Ese semáforo fue determinado por el Consejo Federal en otro momento, ahora hay que repensarlo", argumentó Raúl Sánchez Albertti, secretario general del Sindicato de Educadores de Buenos Aires (Sedeba).

Acuña planteó dar clases en el aula y en el pasillo, pero la maestra no se puede dividir en dos. Es inexplicable que una ministra diga eso sin ponerse coloradaAngélica Graciano, secretaria general UTE-Ctera

La titular de UTE-Ctera apuntó directamente contra la ministra Acuña: "Está establecido que no te podés reunir en tu casa con más de 10 personas y en un aula hay 30 chicos. Además, planteó dar clases en el aula y en el pasillo, pero la maestra no se puede dividir en dos. Es inexplicable que una ministra diga eso sin ponerse colorada".

A diferencia de UTE-Ctera porteña, a nivel nacional Ctera planteó que no quiere "instalar falsas antinomias" y que "no se trata de anticipar escenarios, sino de mantener en forma dinámica y permanente el estado de la situación epidemiológica".

Romero coincidió: "Les dieron un exceso de responsabilidad a los gobernadores. La educación en el país es federal y la tiene que garantizar el Gobierno".