El “vuelo del infierno” a Tenerife: pasajeros detenidos y otro orinándose encima

·3  min de lectura

Un avión de easyJet que cubría el trayecto entre Liverpool y Tenerife tuvo que ser desviado recientemente debido al comportamiento de dos pasajeros ebrios que no respetaban las normas y molestaban al resto. Según publica Liverpool Echo, la pareja acabó siendo llevada por las autoridades portuguesas tras verse obligado el piloto a aterrizar en Lisboa al no desistir estas dos personas en su actitud.

El piloto aterrizó en Lisboa, donde detuvieron a los dos pasajeros ebrios que estaban causando problemas en el avión. (Foto: Getty Images)
El piloto aterrizó en Lisboa, donde detuvieron a los dos pasajeros ebrios que estaban causando problemas en el avión. (Foto: Getty Images)

El citado medio de Liverpool ha contado con el testimonio de uno de los viajeros, Hans Mahrla, un hombre de 49 años que fue testigo de lo sucedido y que vio cómo sus primeras vacaciones desde que se inició la pandemia se enturbiaban por culpa de estos dos pasajeros. Según ha relatado, la pareja se sentaba unas filas por detrás de él y el problema se debió a que habrían bebido “demasiado” y fumado en los baños.

“Estábamos disfrutando de un buen rato y luego, en algún momento en medio del vuelo, resultó obvio que una pareja estaba bebiendo demasiado”, ha comentado Mahrla, que ha calificado el viaje a Tenerife como “el vuelo de infierno”.

Con salida del aeropuerto Internacional John Lennon de Liverpool, todo iba bien hasta que esta pareja comenzó a incumplir las normas y molestar al resto de pasajeros. El piloto avisó por la megafonía que no se podía consumir en el avión las bebidas alcohólicas adquiridas en las tiendas libres de impuestos y que tampoco se podía fumar en el baño. Un aviso con unos destinatarios claros que no pareció surtir efecto en los mismos.

La tripulación de cabina se vio obligada entonces a clausurar el baño de la parte trasera al encontrar colillas en su interior. Cuando el piloto anunció que aterrizarían en Lisboa, Mahrla ha contado a Liverpool Echo, que “la mujer comenzó a patear y amenazar a otros pasajeros” y que “había bastante conmoción en el avión” en esos momentos por lo sucedido. Una vez en tierra, fue detenida.

El resto del pasaje permaneció en el interior del avión a la espera de que desde la torre de control les diesen la autorización para despegar y poner rumbo a Tenerife de nuevo. Una hora y media después, estaban otra vez en el aire. Pero no se acabaron ahí los problemas. Con el baño cerrado, otro pasajero que también había bebido demasiado, al no poder hacer uso del mismo, “se orinó en su propio asiento”.

Tras un viaje tan accidentado, no es de extrañar que los pasajeros aplaudiesen cuando consiguieron llegar a su destino de vacaciones. “El vuelo a Tenerife había sido una verdadera pesadilla”, ha sentenciado este afectado en primera persona. Eso sí, pese al calvario vivido, reconoce que la tripulación de easyJet fue “brillante y muy profesional”.

En declaraciones a Echo, un portavoz de la aerolínea ha confirmado que “el vuelo EZY7169 de Liverpool a Tenerife el 6 de julio se desvió a Lisboa y fue recibido por la policía como resultado de dos pasajeros a bordo que se comportaron de manera perturbadora. La tripulación de cabina de easyJet está capacitada para analizar y evaluar todas las situaciones y actuar de manera rápida y adecuada para garantizar que la seguridad del vuelo y de otros pasajeros no se vea comprometida en ningún momento”.

EN VÍDEO | El gorrión polizón causa caos al volar a través de la cabina de un avión

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.