La Voz: La conmovedora historia de Pablo Santillán, el participante que sorprendió a todos

·2  min de lectura
Un momento de emoción para Pablo.
Prensa Telefe

La “audición a ciegas” que propone La Voz Argentina en su primera etapa de selección permite dejarse llevar solamente por la intepretación. De esta manera, se evitan preconceptos y se promueve la sorpresa posterior.

Nada sabían los cinco jurados de Pablo Santillán, el artista de 32 años que llegó en su silla de ruedas. Aunque la entrevista previa, que solo conoce el televidente, ya había sido reveladora.

“Mi mamá falleció cuando nací yo. Mi abuela tenía una guitarra escondida en su ropero. Yo un día revisando la encontré y se la pedí, pero me dijo que no la podía ni tocar”, contó el participante. Aquel momento marcó para siempre a Pablo, y así lo entendió su abuela. Algunos años después, ella cedió a su deseo y le reveló otro capítulo de su historia: “A los 16 años, en mi cumpleaños me la regaló. Mi mamá de chica había querido estudiar guitarra pero, por los quehaceres, el trabajo y la falta de tiempo, no pudo seguir”. Entonces, Pablo contó: “Estoy en La Voz Argentina cumpliendo el sueño que mi madre no pudo cumplir”.

En el relato del participante también hubo espacio para el dolor que despierta la enfermedad que le impide caminar: “Se llama fístula dural, que es cuando por las venas de la médula pasa más sangre de la que tendría que pasar. Fue a raíz de un golpe, pero no se cuándo. Porque desde que me agarró se fue deteriorando cada año más”.

Su interpretación de “Tanto amor” conquistó a La Sole y, casi inmediatamente, a Ricardo Montaner. En los últimos compases, se sumaron Mau y Ricky. A partir de ese momento, se dio la habitual pelea entre los coaches, que comenzó contundente de parte del patriarca de los Montaner: “No te dejes engañar por ninguno de ellos. Llevo ocho certámenes, y este sería el segundo ganado en la Argentina gracias a tí”.

Sin embargo, como el concursante resultó ser fanático de Mau y Ricky, no solo los eligió sino que terminó cantando junto a ellos “Perdóname”. Como apunte curioso, hay que destacar que la banda suele sumar acompañamiento a las improvisaciones a capella. Algo que no sucedió en este caso, se ve que los músicos no son de escuchar mucho a los Montaner Junior.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.