No voy a someterme a la voluntad presidencial

·2  min de lectura

HERMOSILLO, Son., abril 30 (EL UNIVERSAL).- Ernesto el "Borrego" Gándara afirmó que sus únicos jefes serán los sonorenses y a quienes obedecerá y rendirá cuentas cuando sea gobernador, porque "no voy a someterme a la voluntad presidencial ni ser un empleado de alguien ajeno a nuestro estado".

Dijo que en Sonora la única voluntad que reinará será la de los ciudadanos, no la que se base en intereses personales, políticos o de cualquier otro tipo, sino que priorizará las necesidades de la población.

"Yo voy a ser elegido gobernador del estado gracias a ustedes, ustedes van a ser mis jefes, yo no voy a someterme a una voluntad presidencial y a ser un empleado de alguien que no sea la gente y el pueblo de Sonora", aseveró.

Y precisó: "Por eso voy a levantar la voz y vamos a exigir que nos devuelvan los recursos que salen de Sonora".

El candidato al gobierno estatal, por la alianza Va por Sonora, especificó a los habitantes de Benjamín Hill, Caborca, Altar, Átil, Oquitoa, Sáric, Tubutama y Trincheras que no se trata de promesas por la coyuntura electoral, porque una trayectoria en el servicio público lo respalda, en donde siempre ha trabajado por la gente más vulnerable.

"Esta no es mi primera elección, ser gobernador no sería mi primer trabajo como servidor público, tengo años de trabajo que hablan por mí y que dan cuenta de lo que me he preocupado por la gente de Sonora, de Hermosillo, cuando fui alcalde, quiero repetir esa tarea pero ahora de la mano de todos los sonorenses", subrayó.

También, les propuso hacer equipo con todos los sonorenses -mujeres, hombres y jóvenes- para emprender acciones que impulsen el desarrollo de esta región que durante años ha sido llamada del "tercer mundo".

En su opinión, todos los sectores de la sociedad tienen mucho que aportar, razón por la cual ninguna región debe quedarse rezagada en el desarrollo y en la calidad de vida de sus habitantes.

En esos municipios la falta de desarrollo, además de sus condiciones geográficas, han provocado una alta incidencia delictiva que impacta en la calidad de vida de sus habitantes, por lo que a esa región se le ha llamado "el tercer mundo".

Además, apuntó Gándara Camou, la federación poco ha hecho por incentivar ese desarrollo, lo que se suma al retiro de apoyos presupuestales que ha aplicado a Sonora.

Por eso les pidió su voto para ser el que encabece la transformación de la zona, pero también colocar a Sonora como punta de lanza, a nivel nacional, y ejemplo a seguir y vamos a demostrar que sí se pueden conciliar los grandes anhelos del crecimiento y desarrollo, con este enorme compromiso de heredar a las futuras generaciones un mejor estado", destacó el "Borrego" Gándara.