El voto de las mujeres, con un peso decisivo para la definición en Colombia

·5  min de lectura
Mujeres posan con carteles de Gustavo Petro y Francia Marquez, en Bogotá. (Photo by Juan BARRETO / AFP)
Mujeres posan con carteles de Gustavo Petro y Francia Marquez, en Bogotá. (Photo by Juan BARRETO / AFP) - Créditos: @JUAN BARRETO

BOGOTÁ.– “No me siento representada en este país, para nada. Se ve mucho aquí que no hay igualdad de género. Dedicamos tanto de nuestro presupuesto en temas de la guerrilla, que, si pudiéramos invertir en educación, asistencia social, y en concientizar a la población, ahí sí que sería diferente”, dice a LA NACION María Fernanda Abril, de 23 años, mientras fuma un cigarrillo a la salida de su trabajo en la puerta del Centro comercial Andino.

Acusaciones, declaraciones polémicas, videos comprometedores. Las últimas semanas de cara al ballottage presidencial de mañana en Colombia estuvieron plagadas de escándalos que tensionaron aún más el clima electoral incierto. Y entre los temas que encabezaron estos últimos días, el rol de la mujer fue uno de los principales.

En Colombia la desigualdad se exacerba al mirar los indicadores distinguidos por género. El director del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), Juan Daniel Oviedo, lo dijo claramente al lanzar el último reporte de datos estructurales del país el pasado 2 de junio: “La pobreza en Colombia tiene rostro de mujer”.

Los candidatos presidenciales de Colombia Gustavo Petro y Rodolfo Hernández
Los candidatos presidenciales de Colombia Gustavo Petro y Rodolfo Hernández


Los candidatos presidenciales de Colombia Gustavo Petro y Rodolfo Hernández

El outsider antisistema Rodolfo Hernández y el izquierdista Gustavo Petro se juegan la presidencia de Colombia para gobernar un país en donde la tasa de desempleo es mayor en las mujeres: 22,9% frente al 13,8% de los hombres. Además, el 12,1% cobra un ingreso menor, mientras la brecha de ingresos entre hombres y mujeres entre los centros y las zonas rurales es del 33,6% frente al 16,4%.

En esta contienda electoral el rol de las mujeres ha sido clave, en especial al ser el grupo con mayor potencial para votar. Unos 39 millones de votantes están habilitados para votar, de los cuales más de 20 millones son mujeres.

Paradójicamente, dado que en Colombia el voto no es obligatorio, el abstencionismo histórico –de por sí alto– en este país es mayor en las mujeres que en los hombres. Un relevamiento realizado por el DANE en el 2019 advirtió que las presidenciales del año anterior apenas el 25,5% de los votantes fueron mujeres, un número de participación mucho menor al de los hombres, que sufragaron en un 74,1%.

“En efecto, si hubiese una participación mucho más significativa, si esta abstención se transformara no solo en participación, sino también en un voto consciente con perspectiva de género, entonces sí que podría determinar el resultado de la elección”, explicó a LA NACION la profesora de ciencia política especializada en estudios de la mujer de la Universidad Nacional de Colombia, Andrea Carolina Jiménez Martín.

Problemas y críticas

Frente a esta cuestión, el exalcalde de Bucaramanga ha tenido más errores que aciertos. Con su actitud grosera que lo caracteriza, se pronunció sobre el papel que deben ocupar las mujeres a su criterio. Su comentario fue un intento de esclarecer una primera frase que, a su juicio, se tergiversó. Cuando en un programa radial le consultaron sobre el papel que ocuparía la primera dama si asumiera la presidencia, el ingeniero respondió que “es bueno que ella haga los comentarios y apoye desde la casa”. Para intentar calmar el torbellino de críticas que se disparó en su contra, intentó aclarar días más tarde su expresión ante una entrevista con Radio Caracol, pero solo reavivó la llama al decir que “el ideal sería que las mujeres se dedicaran a la crianza de sus hijos”.

Rodolfo Hernández, en un polémico video
Rodolfo Hernández, en un polémico video


Rodolfo Hernández, en un polémico video

En otro de los tantos videos controvertidos, Hernández criticó a la ley que condena a los femicidios. Dijo el candidato: “El gobierno para solucionar los problemas, se inventa delitos. Por ejemplo, yo tengo entendido que el homicidio desde que está el código penal está, y entonces una política resolvió hacer una bandera del feminicidio, que es un homicidio en una mujer y metió la ley”.

“Es misógino, me da asco. Yo no me identifico para nada con él”, opina la joven María Fernanda Abril.

Petro, si bien es el preferido de los movimientos feministas locales, en menor medida ha tenido algunos problemas en este tema. Además de ciertas críticas hacia un feminismo quedado “en la esfera intelectual de la gran ciudad”, una frase que expresó en una entrevista con El País y despertó enojos dentro de su coalición, la posición de Petro sobre el aborto generó asperezas. En varias intervenciones expresó que no se considera proaborto, aunque sí cree que no hay que “criminalizar a la mujer en ese camino”.

A esto se sumó en las últimas horas un comentario machista por parte de su esposa, Verónica Alcocer, que tuvo que disculparse con periodistas al decir que “todas entrar de reporteras y terminan en el mismo canal casándose con los dueños”.

“¿Escuchó los comentarios de la esposa de Petro? Se hacen los feministas y es un disfraz”, opinó Claudia, de 50 años, mientras paseaba por la Zona T de Bogotá.

Gustavo Petro junto a Francia Márquez
Gustavo Petro junto a Francia Márquez - Créditos: @Daniel Munoz


Gustavo Petro junto a Francia Márquez (Daniel Munoz/)

El papel de Francia Márquez, la afrocolombiana que ha ganado altos niveles de popularidad, fue clave en este aspecto para el Pacto Histórico. “La candidata a vicepresidenta de Petro no solo es crucial para su campaña por el tema de género, sino porque encarna una figura de perspectiva étnica y de igualdad que contribuye a la lucha contra las desigualdades estructurales”, profundiza Jiménez Martín.

A pesar de los precedentes, las últimas encuestas señalaron que Hernández lidera estrechamente el voto entre las mujeres. De acuerdo a Invamer, el exalcalde de Bucaramanga tendría un 48,1% de intención de voto en esta población frente al 46,8% del senador Petro.

Esta es una sociedad que todavía tiene estructuras y un sistema de relaciones patriarcales y conservadoras, y si bien hubo avances, todavía hay tendencias no solo en hombres sino que en mujeres”, añade Jiménez Martin.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.