El voto enmendará la injusticia del juez Alito y los otros 4 magistrados | Opinión

·2  min de lectura

Es una “escandalosa violación” y una “traición a la confianza de la Corte”, manifestó el jefe de la Corte Suprema de Justicia, John Roberts, cuando se enteró que el borrador de la opinión de la mayoría de los magistrados –escrita por el juez Samuel Alito— había sido filtrado y luego divulgado por uno de los periódicos virtuales (Político) más importantes del país.

La noticia fue una bomba. Dejó en segundo plano otros eventos nacionales e internacionales que repercutieron durante la semana.

Por sí solo, el fallo tentativo que abrogaría Roe v. Wade (1973) fue un balde de agua fría para la población que defiende los derechos de la mujer de decidir por sí sola la interrupción o no de un proceso de embarazo.

Asimismo, el estilo recalcitrante del escrito de Alito produjo más olas y encendió las candelas de la movilización de los defensores de Roe v. Wade.

El juez Alito manifestó: “Roe fue una decisión escandalosa desde el principio. Su razonamiento fue excepcionalmente débil, y la decisión [de legalizar el aborto] ha tenido consecuencias dañinas. Y, más allá de apaciguar a la nación en torno a la problemática del aborto, [los casos de] Roe y Case han enardecido el debate y han causado una profunda división”.

Evidentemente la problemática del aborto ha causado una enorme mella en nuestra sociedad. Sin embargo, una mayoría del electorado nacional está de acuerdo con el razonamiento de Roe v. Wade.

De acuerdo a una encuesta realizada por Pew Research Center en mayo 2021, 80% del electorado del Partido Demócrata siente que el aborto debería ser “legal en todos o la mayoría de los casos”. Por su parte, el 35% de los adherentes republicanos están de acuerdo.

En general, casi 60% de la población adulta del país aprueba este procedimiento, mientras que el 39% no está de acuerdo.

En este sentido, la decisión eventual de la mayoría de los magistrados de la corte (cinco) no es congruente con la posición de la mayoría de la población estadounidense.

A pesar de que los jueces de la Corte dicen ser objetivos y neutrales cuando determinan fallos jurídicos, está claro que en el caso del aborto existe un aspecto ideológico (religión) que incide en el razonamiento de cada uno de ellos.

No existe un procedimiento jurídico extra para que Alito o alguno de los otros cuatro jueces cambien de opinión. Roe v. Wade será formalmente abrogado y se cederá a que estos cinco ideólogos decidan por la mayoría de la población.

En situaciones difíciles, los votantes siempre tienen a la mano el único recurso democrático para enmendar injusticias: el voto.

Humberto Caspa, Ph.D. es un investigador de Economics On The Move. E-mail: hcletters@yahoo.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.