Votantes de Kentucky rechazan enmienda contra el aborto

Partidarios del derecho al aborto protestan en el Capitolio de Kentucky, el 13 de abril de 2022. (Foto AP/Bruce Schreiner, archivo) (ASSOCIATED PRESS)

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — Los votantes de Kentucky rechazaron una medida electoral destinada a negar cualquier protección constitucional al aborto, un paso a favor de los defensores de un procedimiento que se ha visto limitado en un estado profundamente republicano.

El resultado de las elecciones del martes destacó lo que parecía ser una brecha entre el sentimiento de los votantes y las expectativas de la legislatura donde los republicanos son mayoría. El Congreso estatal impuso una prohibición casi total al aborto y decidió colocar en la boleta electoral una propuesta de enmienda constitucional.

Si bien es una victoria moral significativa para los defensores del derecho al aborto, la derrota de la enmienda no tendrá un impacto práctico en el derecho al aborto si la dura prohibición aprobada por los legisladores sobrevive a una apelación que se encuentra actualmente ante la Corte Suprema del estado.

Aun así, el rechazo de la enmienda deja abierta la posibilidad de que el tribunal declare el aborto como un derecho estatal.

Rachel Sweet, de Protect Kentucky Access, una coalición por el derecho al aborto, dijo que el resultado fue una “victoria histórica” contra la “extralimitación del gobierno” en las decisiones médicas personales de los habitantes de Kentucky.

“La gente de Kentucky ha hablado y su respuesta es no, no a los políticos extremistas que prohíben el aborto y toman decisiones médicas privadas en su nombre”, dijo Amber Duke, directora ejecutiva interina de la ACLU de Kentucky.

Personas proaborto que sufrieron años de reveses en la legislatura estaban jubilosos, pero dijeron que aún queda mucho por hacer en su búsqueda para restaurar el acceso al procedimiento.

La pregunta de la boleta electoral de Kentucky a los votantes era si querían enmendar la Constitución para que dijera: “Para proteger la vida humana, nada en esta Constitución se interpretará para asegurar o proteger el derecho al aborto o exigir la financiación del aborto”.

Hace un año, los legisladores agregaron la propuesta a la lista de las elecciones generales de 2022, una medida que algunos pensaron llevaría a los votantes más conservadores a las urnas, antes de que la Corte Suprema de Estados Unidos anulara en junio el fallo Roe vs. Wade de 1973 que despenalizaba la interrupción del embarazo a nivel nacional.

Desde entonces, los votantes de Kansas han rechazado una medida electoral que habría cambiado la Constitución de ese estado para permitir que los legisladores endurecieran las restricciones o prohibieran los abortos. Kentucky estuvo entre un puñado de estados con referendos sobre el aborto en la boleta electoral este otoño.

La Corte Suprema de Kentucky realizará una audiencia la próxima semana sobre las apelaciones que presentaron las últimas dos clínicas de aborto que quedan en el estado contra la prohibición casi total aprobada por los legisladores. El tribunal superior sentenció este verano que la prohibición se mantendría mientras revisaba las apelaciones.

Las batallas judiciales relacionadas con el aborto han sido frecuentes y feroces en Kentucky después de que los republicanos tomaron el control total de la legislatura en las elecciones de 2016. Los legisladores promulgaron una serie de leyes que agregan restricciones y requisitos para quienes buscan interrumpir sus embarazos.

El fervor fue alto en ambos lados durante la campaña, cuando llegaron las donaciones, los políticos se pronunciaron, los voluntarios recorrieron los vecindarios y los defensores acusaron a la oposición de engañar a los votantes.

La legislatura promulgó una ley que prohibiría casi todos los abortos en caso de que la Corte Suprema anulara el fallo Roe vs. Wade, una medida conocida como ley gatillo. Los únicos casos en los que actualmente se permiten los abortos en Kentucky son para salvar la vida de una mujer embarazada o para evitar lesiones incapacitantes. No hay excepciones para las víctimas de violación o incesto. Señalando las excepciones extremadamente limitadas, los partidarios del derecho al aborto dijeron que debido a la postura intransigente de la legislatura se necesitaban garantías constitucionales.

Los opositores al aborto, al apoyar la enmienda, dijeron que la medida habría asegurado que la política de aborto proviniera de la legislatura —donde según ellos pertenece— y no de los tribunales.