La pandemia acelera dinámicas que se estaban gestando en la economía mundial

Agencia EFE
·3  min de lectura

Ginebra, 26 ene (EFE).- La pandemia ha acelerado dinámicas que se estaban gestando y que terminarán de asentarse en los próximos meses y años como parte de la economía global, según los resultados de un sondeo realizado entre jefes economistas de decenas de compañías e instituciones públicas de distintos países.

Estos responsables de guiar las decisiones económicas de bancos, aseguradoras, inversores institucionales y multinacionales indicaron en una encuesta realizada por el Foro Económico Mundial que la trayectoria del coronavirus y la distribución de las vacunas son los factores que definirán el contexto, las políticas y las tendencias económicas en el futuro a corto y medio plazo.

De las tendencias identificadas, las más importantes son las nuevas maneras de trabajar, la mayor desigualdad, el rol más amplio de los gobiernos y un aumento del poder de las grandes compañías tecnológicas, según identifica un informe preparado por el Foro con las respuestas de casi medio centenar de economistas jefes con los que colabora.

Estos resultados han sido difundidos coincidiendo con la reunión anual del Foro de Davos, que este año se realiza de forma virtual por la pandemia.

Sobre el teletrabajo, se afirma que su impacto a largo plazo en la fuerza de empleo y en la productividad todavía no están claros, aunque se sostiene que ha llegado para quedarse de una manera u otra.

El informe menciona un estudio previo a la pandemia de la Universidad de Stanford, según el cual los trabajadores a distancia producían un 13 % más, dato que se desagregaba en un 4 % porque podían realizar más tareas por minuto y un 9 % porque trabajaban horas adicionales que no utilizaban en trasladarse a sus oficinas.

Sin embargo, ese resultado correspondía a trabajadores que no tenían niños en casa, con conexiones veloces de internet y que contaban con una habitación donde podían trabajar sin distracciones.

El Foro afirma que en vista de que estas condiciones están lejos de ser mayoritarias, en realidad esa conclusión no debe generalizarse y que, en cambio, el aislamiento y el menor intercambio de ideas podría afectar la productividad del teletrabajo a largo plazo.

Otro factor que definirá el futuro económico, según el Foro, es el agravamiento de las desigualdades y el impacto desigual que está teniendo el desempleo según la categoría de los empleos.

Recuerdan que mientras en las recesiones de 1990, 2001 y 2018 la pérdida de empleos en Estados Unidos se mantuvo por debajo del 10 % (independientemente del nivel de ingresos), en la pandemia los que ganan más han perdido menos ingresos.

Así, los que tienen ingresos más altos sufrieron una reducción del 5 % de los mismos, mientras que aquellos con los salarios más bajos perdieron un 30 %, aunque los primeros parecen ya haberse recuperado del todo.

El Foro identifica la aceleración y la concentración de la economía digital como otro elemento que puede haber llegado para quedarse.

El valor de las más grandes compañías tecnológicas se disparó en 2020 y las cinco primeras habían alcanzado las cotizaciones más altas de su historia, lo que ha influido en la brecha que se ha abierto entre la economía real y los mercados bursátiles, según las reflexiones de los economistas jefes.

Como el cuarto factor, se indica que el manejo de la pandemia ha aumentado el rol de los estados en la economía global.

Sin embargo, recuerdan que aunque hay consenso en torno a que la reacción de los gobiernos fue rápida y amplia, también han surgido preguntas en cuanto a los controles y a la transparencia en la distribución de la ayuda de emergencia y los estímulos financieros.

“El peligro de corrupción y desvío de fondos está presente y es real, y necesita ser considerado”, recomienda el Foro.

(c) Agencia EFE