Von der Leyen y Morawiecki hablan de Estado de Derecho en una cena de trabajo

·4  min de lectura

Bruselas, 13 jul (EFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, hablaron esta noche de "cuestiones relativas al Estado de Derecho" en una cena de trabajo en Bruselas, con el telón de fondo de que el Tribunal Constitucional polaco emita el jueves su fallo sobre si el derecho nacional está por encima del europeo.

"Buen intercambio con el primer ministro polaco (...) sobre asuntos europeos clave", dijo la jefa del Ejecutivo comunitario tras el encuentro en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter, que acompañó de una fotografía junto a un sonriente Morawiecki a su llegada a la Comisión Europea.

Además de las "cuestiones relativas al Estado de Derecho", que Von der Leyen citó en cuarto lugar, la política alemana enumeró, por este orden, los asuntos tratados: "los próximos pasos para alcanzar nuestros objetivos climáticos comunes y las propuestas de mañana".

Von der Leyen aludía así al gran paquete de propuestas legislativas que este miércoles tiene previsto presentar la Comisión Europea sobre transporte, energía y clima para que la Unión Europea reduzca sus emisiones en un 55 % en 2030 y se despida del CO2 a mitad de siglo.

"La taxonomía verde" y el "fondo de recuperación y resilencia", que en el caso de Polonia aún está pendiente de la aprobación de la Comisión Europea, completaron la lista de asuntos debatidos con Morawiecki, según Von der Layen.

Esta cita, que oficialmente estaba prevista para hablar del Pacto Verde europeo, se produjo el mismo día que los jueces del Tribunal Constitucional de Polonia consideraron que la legislación nacional está por encima de la europea en caso de conflicto entre ambas en respuesta a una iniciativa planteada por el Gobierno de Morawiecki, aunque la corte aplazó al jueves la comunicación del fallo.

Preguntado si ese asunto había sido tratado durante la cena entre Von der Leyen y Morawiecki, el portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer, dijo a Efe que ambos "hablaron varios temas de Estado de Derecho" y que "la posición de la Comisión sobre la primacía del Derecho comunitario (sobre el nacional) está bien documentada".

Hace un mes, el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, pidió a Varsovia que retirara esa iniciativa, ya que "parece socavar los principios fundamentales del Derecho de la UE, en particular el principio de que el Derecho de la UE prevalece sobre el Derecho nacional y que las sentencias del TJUE son vinculantes para todos los tribunales nacionales y otras autoridades estatales de los Estados miembros".

La opinión unánime de los jueces se conoció hoy después de meses de conflicto entre Polonia y las instituciones comunitarias en relación con decisiones sobre la Justicia y el respeto del Estado de derecho por parte de Varsovia.

Ante la corte de Varsovia, el representante del primer ministro polaco argumentó que "el Tribunal de Justicia de la UE no siempre entiende la legislación de la UE correctamente".

Por su parte, el representante de la Presidencia de la República y el Fiscal General del Estado, el también ministro de Justicia Zbigniew Ziobro, aseguraron que un cuerpo jurídico externo no tiene competencia superior a la ley polaca.

El requerimiento de Morawiecki se refería a "dudas constitucionales de gran alcance y justificadas, que no encuentran confirmación en el texto de los tratados" de la UE, según la iniciativa del primer ministro.

Según Stanislaw Bernat, juez retirado que formó parte del TC, la intervención de la corte "es un intento interesado de impedir la implementación en Polonia de las leyes que se aplican en los demás estados miembros (de la UE), y constituyen una ruptura de los principios de lealtad y solidaridad" por parte de Varsovia.

Además de la cuestión examinada hoy se han presentado otras tres mociones al Tribunal Constitucional relacionadas con la compatibilidad de los tratados de la UE con la Constitución polaca.

Se refieren a la legalidad de la Cámara Disciplinaria establecida por el gobierno polaco para sancionar o suspender a jueces, al funcionamiento de esa Cámara y a la potestad del Ejecutivo para designar a los miembros del TC.

Aunque estas demandas tienen como objetivo dirimir interpretaciones de legislación internacional, han sido admitidas a la jurisdicción del TC polaco porque, según el gobierno, este organismo tiene jurisdicción en cualquier tratado que afecte a las leyes aplicadas en el país.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.