Voluntario se queda con las ganas de participar en ensayo clínico

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 13 (EL UNIVERSAL).- "No habrá acceso hoy al instituto, no hay nada en concreto", escuchó Iván Salcedo cuando llegó al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) en busca de ofrecerse como voluntario para participar en los ensayos clínicos de fase tres de la vacuna contra Covid, del laboratorio chino CanSino.

"Vengo para ponerme la vacuna para estar protegido contra Covid, aunque eso no quiere decir que deje de lado otras medidas como el uso de cubrebocas, de alcohol gel o lavado de manos. Me enteré en las noticias de este protocolo y vine a ver si podía participar, pero acaban de decir que ya no", dijo Iván Hugo Salcedo.

El profesor de Ciencias, afirmó que no tiene miedo de una reacción adversa en caso de poder participar en los ensayos clínicos, comentó que debido a su formación académica está consciente de que puede haber algún tipo de consecuencia, pero prefiere correr el riesgo y sentirse protegido contra el nuevo coronavirus.

"No me da miedo alguna reacción, soy maestro de ciencias, confío en los procedimientos, sé que es experimental y que puede haber riesgos, pero confío en que son mínimos, toda vacuna tiene consecuencias o reacciones, esta también puede tener, espero que no sean grave, pero ahorita queda darme otra vuelta a ver si tengo suerte y puedo participar en el ensayo", comentó afuera del Instituto.

A sus 28 años, Iván decidió participar como voluntario en este ensayo clínico porque espera que en un par de meses se pueda retornar a las clases presenciales y considera que tener la vacuna, aunque no sea la definitiva para combatir el SarsCoV2, lo protegerá de tal manera que podrá regresar a las aulas con sus alumnos.

"Confío en que no correré riesgos, hasta ahorita ningún integrante de mi familia tiene Covid, seguimos los protocolos de higiene y sana distancia. Me interesa este procedimiento de vacuna porque ahorita doy clases en línea, ha sido difícil, me gustaría participar porque ya en dado caso de que se pueda regresar a clases, me sentiría protegido, pienso mucho en los niños, pobres, de porsi les cuesta mucho seguir la clase presencial y pues ahora un poco más".

Ayer jueves, en conferencia de prensa, Guillermo Miguel Ruiz Palacios, investigador del INCMNSZ informó que el ensayo de fase 3 de la vacuna contra Covid-19 fabricada por CanSino iniciaría hoy, en cinco voluntarios que recibirían la dosis en el instituto.

"Tenemos programado iniciar este viernes con unos cuantos pacientes. Será un proceso lento, donde vamos a afinar la logística y empezaremos con unos cinco voluntarios, después nos vamos a ir rápidamente para llegar a incluir de 100 a 150 voluntarios por día".

A su vez, Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) anunció que el pasado 30 de octubre se recibieron las primeras dosis de la vacuna de la compañía china a fin de iniciar los ensayos clínicos, señaló que estos se realizarán en grupos de entre 10 y 15 mil voluntarios mexicanos mayores de 18 años.

La vacuna será probada en 20 hospitales públicos y privados de Chihuahua, Durango, Nuevo León, Jalisco, Aguascalientes, Michoacán, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Veracruz, Puebla, Hidalgo y la Ciudad de México.

En la capital del país, además del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, los voluntarios podrán asistir a los centros de Salud José Castro Villagrán, David Fragoso Lizalde y Pedregal de las Águilas, adscritos a la CDMX.