Volodímir Zelenski acusó a Rusia de "tortura" por las fosas comunes halladas en Izium

·3  min de lectura

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó a Rusia de “tortura” y volvió a catalogar al país de "terrorista", luego de que las autoridades ucranianas encontraran más de 400 tumbas en Izium, una de las ciudades recuperadas en la región de Járkiv. Mientras tanto, el Ministerio de Defensa ruso dio a conocer las ciudades que fueron atacadas por sus tropas en los más recientes bombardeos contra Ucrania.

Al menos 450 tumbas en fosa común fueron encontradas por las autoridades ucranianas en la ciudad de Izium, al noreste del país. Según el director de la Policía, Ihor Klymenko, la mayoría de personas enterradas en ese lugar, son civiles.

Con la noticia, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, comparó la situación con lo sucedido en el mes de abril en Bucha, cuando las autoridades dieron a conocer a la prensa internacional el hallazgo de una fosa común, al noroeste de Kiev, y en donde centenares de cadáveres fueron identificados con signos de tortura y aparentemente ejecutados.

“Hay claros indicios de torturas, vejaciones y humillación de la población. Además, hay indicios de que soldados rusos que se encontraban en las inmediaciones de ese lugar dispararon simplemente por diversión sobre esas tumbas", dijo Zelenski.

El presidente también aseguró que las tumbas contenían cuerpos de cientos de civiles y soldados y afirmó que algunos habían sido torturados, disparados o asesinados por bombardeos de artillería.Citó pruebas de atrocidades, como un cuerpo con una soga alrededor del cuello y brazos rotos.

Con amparo de una comisión de Naciones Unidas en investigadores internacionales, Ucrania ha acusado a Rusia de crímenes de guerra, una acusación por la que la Corte Penal Internacional (CPI) se ha comprometido a resolver desde el tribunal de La Haya.

Las tropas ucranianas también informaron este viernes haber descubierto diez cámaras de tortura distribuidas sobre el territorio de Járkiv, seis de ellas en Izium, otras dos en la ciudad de Balaklia, una en el pueblo de Hrakovo, en el distrito de Chuhuiv, y una en la ciudad de Vovchansk.

En la ciudad donde se encontraron más cámaras de tortura, Izium, las autoridades aseguraron haberlas localizado en la sede de la policía local, en el edificio del servicio de seguridad, la fiscalía, el centro de prestación de servicios administrativos y en la oficina de reclutamiento.

Contraofensiva militar de ambas partes

El Ministerio de Defensa de Rusia afirmó este sábado 17 de septiembre que sus tropas frustraron un nuevo intento de contraataque en la región de Jersón, en el sur de Ucrania. Según el gabinete, los uniformados rusos también destruyeron siete tanques y 13 vehículos blindados ceca de la localidad de Pravdino en el marco del intento de los ucranianos de avanzar en Jersón.

"Durante los combates (en la región) en unas horas fueron abatidos más de 120 militares ucranianos", dijo el portavoz castrense, Ígor Konashénkov.

La región de Donetsk también sigue bajo ataque de Moscú y el Ministerio de Defensa ruso dio a conocer que más de 230 militares fueron asesinados y cuatro almacenes de munición, destruidos.

Por su parte, oficiales de defensa y analistas occidentales creen que las fuerzas rusas están estableciendo una nueva línea defensiva en el noreste de Ucrania. El Ministerio de Defensa británico dijo en una sesión informativa diaria de inteligencia que la línea probablemente esté entre el río Oskil y Svatove, a unos 150 kilómetros al sureste de Járkiv.

Moscú "probablemente considera importante mantener el control de esta zona porque es transitada por una de las pocas rutas principales de reabastecimiento que Rusia aún controla, desde la región de Belgorod en Rusia. Se estaba realizando una defensa obstinada de esta área", dijo el Ejército británico.

Este sábado también se conocieron nuevos ataques en la región de Zaporizhia, en donde, según el gobernador, Oleksandr Starukh, las tropas rusas bombardearon dos aldeas y destruyeron varias instalaciones civiles.

Con AP, EFE y Reuters.