Volkswagen engaña a medios con comunicado falso sobre nombre

TOM KRISHER
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta fotografía del 23 de abril de 2020 se ven banderas con el logo de Volkswagen frente a un edificio en Zwickau, Alemania. (AP Foto/Jens Meyer, archivo)

DETROIT (AP) — Volkswagen of America emitió comunicados falsos esta semana en los que señaló que cambiaría su nombre comercial a “Voltswagen” como una forma de enfatizar su compromiso con los vehículos eléctricos, sólo para dar marcha atrás el martes y admitir que el supuesto cambio de nombre era una broma.

Mark Gillies, portavoz de la compañía, confirmó que el comunicado había sido una jugarreta previa al Día de los Inocentes, luego de haber insistido el lunes que la publicación era legítima y el cambio de nombre era cierto.

El comunicado falso de la compañía fue distribuido nuevamente el martes, señalando que el cambio del nombre comercial reflejaba el giro de VW hacia los vehículos eléctricos.

El comunicado intencionalmente falso de Volkswagen coincide con sus intentos por reparar su imagen luego de un escándalo de 2015 en el que hizo trampa en pruebas de emisiones del gobierno y permitió que vehículos que funcionaban con diésel contaminaran ilegalmente el aire. Es muy inusual que una compañía pública de ese tamaño emita un comunicado falso.

En ese escándalo, Volkswagen admitió que aproximadamente 11 millones de vehículos diésel a nivel mundial estaban equipados con el software engañoso, que reducía las emisiones de óxido de nitrógeno cuando los automóviles eran colocados en una máquina de pruebas, pero permitía mayores emisiones y un mejor rendimiento del motor durante la conducción normal.

El escándalo le costó a Volkswagen 35.000 millones de dólares (30.000 millones de euros) en multas y acuerdos civiles, y la compañía tuvo que retirar millones de vehículos de la circulación.

El comunicado de prensa falso de la empresa hizo que varios medios de comunicación publicaran artículos sobre el cambio de nombre, incluida The Associated Press. El texto fue filtrado el lunes y posteriormente distribuido el martes en un correo electrónico masivo enviado a reporteros.

El comunicado falso podría generarle problemas a Volkswagen con los reguladores del mercado bursátil estadounidense, ya que el precio de sus acciones subió casi 5% el martes, el día en que fue emitido oficialmente.