El ‘Volcán’ hizo erupción

  • La afición felina coreó a su equipo durante los 90 minutos

La pasión e identidad de la afición de Tigres por su equipo es por demás conocida en todo el país, pero en este Clausura 2011 el romance entre los jugadores en la cancha y sus seguidores en las gradas se ha intensificado.

El gran paso que los felinos llevan en este torneo ha hecho que la conexión con sus aficionados se eleve a su máximo nivel, y esta noche en el duelo contra el Puebla quedó por demás demostrado, ya que el ‘Volcán’ prácticamente hizo erupción en las tribunas.

Desde que arrancaron las acciones entre universitarios y poblanos, los asistentes no dejaron de corear y de alentar con diferentes cánticos a su escuadra, aún sin conocer la alegría que ésta les iba a regalar al final de los 90 minutos, donde con goles de Héctor Mancilla, Damián Álvarez y Carlos Ochoa le ganaron a los camoteros para ocupar momentáneamente la cima de la competencia.

Esta vez no sólo fue la barra Libres y Lokos los que gritaron a todo pulmón, no, en esta ocasión fue en cada rincón del Universitario donde se dejó sentir todo el poder del apoyo hacia los Tigres, incluso, como pocas veces se ve en esta cancha, hubo duelo de porras entre los diversos sectores del inmueble nicolaíta, además de hace una y otra vez la tradicional Ola.

¡Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer, si ya te aguanté un descenso, te llevo en la sangre, te llevo en la piel!; “Olé olé, olé olé, olé olé, olé., olá, cada día te quiero más!; ¡Dale, dale, dale, dale, Tigres, dale Tigres”, fueron algunas de las múltiples cánticos de los aficionados.

Conforme transcurrían los minutos y su conjunto les regalaba alegrías a través de los goles, la sangre de los aficionados felinos hervía de felicidad y cuando el silbante decretó el final, festejaron de pie la victoria y despidieron a los jugadores y el técnico Ricardo Ferretti con una carretada de aplausos.

Y es que hacer que los respeten en casa, donde suman tres triunfos, tener una sola derrota en ocho jornadas y ser líderes de un torneo con 17 puntos, era algo que se había olvidado para este equipo y su afición en los últimos tiempos.

Cargando...