Volar a precio de saldo tiene los días contados

Volar ya no será tan bueno, bonito y barato por el aumento del precio del combustible, y la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos.