"No podrá vivir una vida normal": piden justicia para el niño al que le prendieron fuego en Boston

Dominik Krankall, de 6 años, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado cuando presuntamente un niño de 8 años le lanzó una pelota prendida en llamas. La hermana mayor de Dominik dijo a los medios que su hermano ya había sido víctima de bullying.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.