Para vivir necesitaba el medicamento "más caro del mundo" y se lo ganó en un sorteo

El pequeño Borja Díaz tenía una expectativa de vida de dos años si no se sometía a un tratamiento médico cuyo costó ascendía a más de 2 millones de dólares.