Vivir sin médico ni medicinas, "normalidad" en región Triqui Alta

·5  min de lectura

SAN ANDRÉS CHICAHUAXTLA, Oax., septiembre 16 (EL UNIVERSAL).- Más de 16 comunidades de la región Triqui Alta permanecen sin médico, sin medicamentos y con un centro de salud en deplorables condiciones de infraestructura, en medio de la pandemia ocasionada por el Covid-19. "Para las familias ha sido muy complicado la falta de médico, sobre todo cuando llegó la pandemia, [pues] varias personas se han enfermado y en ocasiones se han puesto graves y no hay quién los atienda", señala Roberto Fernández Hernández, agente municipal de San Andrés Chicahuaxtla.

El Centro de Salud de Núcleo Básico se quedó sin médico meses antes de que llegara la pandemia a México. Actualmente, sólo laboran dos enfermeras y un personal en odontología, pero sin médico general. Entre otras necesidades, la falta de medicamentos ha sido un tema de siempre, igual que las malas condiciones de infraestructura del edificio. Los centros de salud más cercanos a Chicahuaxtla se encuentran al menos a una hora; sin embargo, la jurisdicción en la que les corresponde atenderse está a una hora y media de distancia, mediante una carretera que, pese a ser una vía federal que conecta varios puntos de la entidad, se encuentra en mal estado.

No hay respuesta de autoridades

Del último oficio enviado por la autoridad comunitaria de Chicahuaxtla a la Jurisdicción Sanitaria 5 de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en febrero de este año, se detalla que únicamente han recibido respuestas por vía telefónica. "No ha habido ninguna respuesta por escrito. Nos han dicho que no hay médicos, que hay que esperar que baje la pandemia a ver si alguien viene por algunos meses", explica el agente municipal.

La unidad de salud sólo cuenta con dos enfermeras y un odontólogo pasante. "Las enfermeras no están capacitadas para extender recetas médicas, por lo que es urgente un médico que lo pueda hacer", puntualiza. Ante la falta de personal, la comunidad ha propuesto médicos triquis de la comunidad; sin embargo, les han dicho que no hay contratación, que por la pandemia sólo emplean personal para hospitales Covid-19.

"Tener un médico de la comunidad sería lo indicado, porque nos entenderían sin la necesidad de hacer del español, pero dicen que hay que esperar hasta que bajen los contagios de coronavirus, [pero] ya llevamos un año y medio así", exponen las autoridades. Para sobrellevar la pandemia, muchas familias triquis optan por atenderse con hierbas y medicina tradicional, pero en ocasiones no es suficiente. Cuando las comunidades triquis se quedaron sin médico, las autoridades de salud les decían que había poca contratación de personal, más jubilaciones y habría que esperar.

Tampoco hay medicamentos

El Centro de Salud de Núcleo Básico de San Andrés Chicahuaxtla no sólo no cuenta con médico, tampoco tiene medicamentos, lo que se ha convertido en una situación constante. "Antes, los médicos nos decían que únicamente contaban con lo básico y en ocasiones ni eso; sólo hacían las recetas para que las personas acudieran a comprarlas de manera particular", cuentan las autoridades.

Para aminorar la crisis por la falta de medicamentos, la comunidad ha gestionado apoyo de instancias privadas; en otras ocasiones, han sido los triquis radicados en otros estados y personas externas quienes han hecho las donaciones.

"La dotación de medicamentos se realiza de manera mensual, de acuerdo con las existencias en el almacén jurisdiccional. Se dispone de los medicamentos de acuerdo con el cuadro normado para unidades de primer nivel; sin embargo, se verificará si tienen alguna necesidad de estos insumos con la finalidad de dar los faltantes según las existencias en el almacén", señala Hugo Luis Llaguno, exjefe jurisdiccional de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), en un oficio del 18 de enero 2021, en respuesta a la solicitud de medicamentos y equipo para la unidad de salud de San Andrés Chicahuaxtla, enviada el 19 de junio de 2020.

Las familias triquis siguen sin tener una respuesta precisa de la Jurisdicción Sanitaria de la Mixteca y sin fecha para la contratación de un médico familiar que apoye en la crisis sanitaria causada por la pandemia. Además, uno de los edificios de la clínica podría colapsar en cualquier momento debido a que se encuentra en pésimas condiciones; su techado data de 1961, año en que fue fundada la casa de salud. Desde entonces no tiene manteamiento. En 2019 se presentaron los funcionarios de la Secretaría de Salud federal, quienes dijeron que mejorarían la infraestructura, lo cual no ha ocurrido.

"Nos afirmaron que ese mismo año iban a empezar a trabajar, sobre todo para construir un edificio para residentes. Desde entonces ya no han regresado", dice decepcionado el agente Roberto Fernández Hernández. Otra promesa fue aumentar el número de personal médico y añadir un área de ginecología. "Ha habido mujeres que han tenido parto en las calles del pueblo por la falta de médicos, porque no contamos ni con una ambulancia", expresa.

El centro de salud solía contar con varios servicios, pero en los últimos seis años decreció al punto de no contar con médico. Aún así presta servicio a más de 2 mil 500 habitantes. EL UNIVERSAL buscó una entrevista con la Jurisdicción Sanitaria de la Mixteca, pero no hubo respuesta. San Andrés Chicahuaxtla pertenece al municipio de Putla de Guerrero, es una de las comunidades principales de la Triqui Alta, donde se abastecen servicios de salud a más de 15 localidades de menor número de habitantes. Se ubica en la región de la Sierra Sur de Oaxaca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.