La vivienda en el sur de la Florida alcanza precios récord en mayo

·6  min de lectura
MATIAS J. OCNER/mocner@miamiherald.com

El precio de la vivienda en el sur de la Florida alcanzó máximos históricos en mayo, después de varios meses de aumentos que han disparado los precios de venta de las viviendas existentes más allá de lo que la mayoría de los habitantes en Miami-Dade y Broward pueden pagar.

Miami-Dade informó de un precio de venta promedio de $575,000 el mes pasado para las viviendas unifamiliares, por encima de los $500,000 del año pasado, y de $415,000 en el caso de los condominios, una fuerte alza en comparación con $325,000 en mayo de 2021, según los datos publicados el martes por la Miami Association of Realtors.

Los precios de las casas unifamiliares y los condominios han subido constantemente todos los meses, desde $485,000 en septiembre de 2021 en el caso de las casas y $326,790 los condominios en octubre de 2021.

Broward ha reportado una tendencia similar. En mayo, las casas alcanzaron una media récord de $586,000, frente a $463,750 de hace un año. Los condominios se vendieron en un media de $253,500, un aumento en comparación con $210,000 en mayo de 2021. Los precios de las casas han subido cada mes desde la mediana de noviembre de 2021 de $485,000. Los precios de los condominios han subido desde la media de septiembre de 2021, de $213,000.

Aunque la Reserva Federal ha aumentado su tasa de interés clave varias veces desde febrero, eso ha hecho poco para frenar al poderoso mercado de la vivienda del sur de la Florida. La crisis de asequibilidad de la vivienda persiste debido al aumento de los precios de la vivienda, la escasa oferta de casas y condominios para comprar, la dura competencia de fuera del estado y las ofertas en efectivo. En mayo, 45% de las ventas de viviendas se cerró en efectivo en Miami-Dade, y 46% en Broward, casi el doble del promedio nacional de 25%.

Los habitantes de la zona siguen compitiendo con los compradores de fuera que se han trasladado aquí debido a la expansión de sus empresas procedentes del noreste y la costa oeste. Los inversionistas inmobiliarios también están comprando muchas casas en Miami-Dade.

A principios de este año, Miami-Dade y ciudad de Miami declararon estados de emergencia debido a la falta de viviendas asequibles.

Hay muchos factores que afectan los precios”, dijo Nancy Klock Corey, presidenta regional de Coldwell Banker Realty, señalando como factor clave el desequilibrio del mercado de la vivienda, con una fuerte demanda y una oferta extremadamente ajustada. “¿Qué es lo más valioso en el sur de la Florida? La tierra, y hemos tenido un número limitado de nuevas construcciones”.

Ese importante desequilibrio regional ya ha desacelerado las ventas generales de vivienda en Miami-Dade y Broward en abril y mayo. La caída de los precios pudiera ser lo siguiente, según los expertos.

La venta de viviendas bajó en mayo 10% en Miami-Dade, a 3,198 operaciones cerradas, en comparación con 3,536 en mayo de 2021. Las ventas cayeron un 13% en Broward, a 3,222 acuerdos cerrados en comparación con 3,705 ventas totales hace un año.

La escasa oferta de viviendas también está afectando al mercado de lujo de las ventas de casas y condominios de más de $1 millón, dijo el director general de Berkshire Hathaway HomeServices EWM Realty, Ron Shuffield.

Miami-Dade vio caer las transacciones de un año a otro por primera vez en dos años en mayo para los listados de precios en o por encima de $2 millones. Las ventas totales se redujeron en 23%, a 219 ofertas respecto de 285 ofertas.

La desaceleración en el extremo de alto precio del mercado ha llevado a las negociaciones de precios y una disminución en los precios de lista de alrededor del 5%, dijo Shuffield.

Se espera que el crecimiento de los precios se desacelere en todo el mercado del sur de la Florida, dada la disminución de la actividad de ventas. Pero los expertos coinciden en que los compradores pueden olvidarse de cualquier descenso importante de los precios. Los vendedores todavía tienen la ventaja dado el escaso inventario de casas y condominios a la venta.

Una oferta de seis a nueve meses se considera un mercado equilibrado. En mayo, Miami-Dade tenía 2.2 meses de casas y 2.5 meses de condominios disponibles para la venta. Broward tenía 1.5 meses de casas y 1.4 meses de condominios.

“Debajo de todo está una perspectiva negativa (de parte de los compradores)“, dijo Shuffield, destacando las tasas de interés más altas que conducen a un menor poder adquisitivo, los altos precios de venta, un mercado de valores en fuerte caída y los temores sobre una recesión inminente. “No es que nunca hayamos pasado por esta situación. Pasamos por estos ciclos”.

¿Se esperan buenas noticias en la temporada de verano para los posibles compradores de viviendas? Los precios en Miami-Dade y Broward pudieran disminuir en ciertas poblaciones más alejadas de las playas, dijo Corey.

Alex Yokana de AKAI Estates, un urbanizador de viviendas lujo durante 20 años, dijo que sus clientes están buscando en Broward opciones más baratas o más espacio que en Miami-Dade. Al igual que muchas familias de Miami, los compradores de lujo están buscando maneras de maximizar su presupuesto. Yokana espera que los costos de la vivienda disminuyan a medida que avance el año.

“Estamos percibiendo que nuestros subcontratistas están desacelerando”, dijo Yokana, “debido a las altas tasas de interés y la incertidumbre en la economía”.

En su investigación, Ken Johnson, profesor de Bienes Raíces de la Universidad Atlántica de la Florida (FAU), ha observado un aumento de casi 2% en los costos de la vivienda en Miami-Dade en comparación con hace un año. Con un costo promedio de alquiler de vivienda en la zona metropolitana de Miami de $2,846, Johnson dijo que los costos de la vivienda son 30% más altos de lo que deberían ser, según las tendencias históricas locales que se remontan a décadas atrás.

Johnson no espera una caída de la vivienda como la que ocurrió durante la recesión de 2008. Le preocupa más el aumento de los costos de alquiler en el sur de la Florida, personas que no están recibiendo aumentos de sueldo que correspondan con el alza de los precios de las viviendas.

“Los alquileres son mucho más altos que la propiedad de la vivienda en términos de porcentaje de ingresos”, dijo.

“La crisis del alquiler es una amenaza mucho mayor. Es una crisis en todo el espectro de ingresos. En última instancia, la solución es construir más viviendas para la venta y el alquiler. Los alcaldes y los líderes de los condados tienen que agilizar los permisos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.