Así se vivió la función en beneficio de bailarín Tonio Torres en SLP

·2  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., septiembre 11 (EL UNIVERSAL).- En punto de las siete de la tarde del 10 de septiembre el telón del Teatro de la Paz se abrió para que bailarines potosinos pudieran presentar puestas en escena y coreografías en un homenaje en vida por la trayectoria de 50 años del maestro y primer bailarín José Antonio Torres Hernández, mejor conocido como Tonio Torres.

La función de casi dos horas de duración en donde participaron compañías como: Proyecto Coyote, Barro Rojo, Stiletto, Danz-Arte, Cia Genesys, Estudio 360, Nucleo Danza, compañía fundada por Tonio Torres, entre otras, tuvo como objetivo que cada entrada con un costo de 120 pesos, fuera recaudado para la compra de prótesis de pierna derecha que requiere Tonio Torres.

Las primeras imágenes que se montaron en el escenario fueron las de un Tonio más joven que con su cuerpo y la coreografía daba vida a un cisne, en donde con cada movimiento limpio demostró la fuerza y profesionalidad que ha desempeñado en la danza desde hace 50 años.

Después de su presentación en video, que fue aplaudida por todos los presentes, le continuaron diversos bailarines desde los más pequeños que comienzan a aprender las técnicas de la danza contemporánea y otros ritmos musicales, los egresados de la Escuela Estatal de Danza, hasta los más experimentados como la bailarina y actriz Eréndira Rodríguez, quien trabajó de la mano de Tonio en Núcleo Danza. "Después de 50 años de trabajar para la danza, es muy emocionante ver que la danza en San Luis sigue creciendo y creciendo. Me siento muy honrado que sea un reconocimiento, una especie de homenaje danzario y también agradezco infinitamente que se pueda generar un apoyo para tener una pierna nueva", comentó el bailarín originario de Rioverde, San Luis Potosí.

Esta función en beneficio no es la primera que se ha realizado para la compra de la prótesis que requiere el maestro, el pasado 6 de mayo del 2022 se llevó a cabo una función en beneficio en el Centro Cultural Los Talleres en la Ciudad de México, para costear los gastos médicos del primer bailarín.