Así se vivió el día que Isabel II visitó México por primera vez

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 8 (EL UNIVERSAL).- La reina Isabel II y el príncipe Felipe de Edimburgo visitaron por primera vez tierras mexicanas en 1975, cuando Luis Echeverría Álvarez era presidente de nuestro país.

Era la primera vez que el monarca pisaba México con el fin de conocer varios de los estados de la República Mexicana y parte de la cultura que con el paso del tiempo ha conquistado a nacionales y extranjeros.

Desde su llegada, la reina Isabel fue recibida con una banda de guerra y por el entonces presidente que de inmediato intercambio algunas palabras junto a su esposa, María Esther Zuno. Las banderas de México y Reino Unido estuvieron presentes a su llegada.

Más tarde, el comité de bienvenida junto con la reina llegaron al Zócalo de la Ciudad de México para presenciar un espectáculo que confirmaba la emoción que los mexicanos sentían por su visita.

Colores que simulaban la bandera mexicana, figuras de la reina y del expresidente fueron parte del espectáculo que llenaba de emoción a los presentes y reafirmaba las relaciones entre ambos países.

"Los mexicanos son alegres. Me di cuenta por la forma festiva en que actuaban en las vallas, por la música y por el bullicio", declaró durante su visita.

Y es que, durante el espectáculo, bailarines con listones e imágenes proyectadas en la plancha del Zócalo, enaltecían la alegría que se vivía por la llegada de la reina que no paraba de saludar a fotógrafos, mexicanos y a los artistas que se presentaron durante su llegada.

La reina también hizo un recorrido a bordo de un automóvil por la Ciudad de México, donde saludó a quienes se acercaban por curiosidad a recibirla.

---Visitas de la reina a México

En esta primera visita a México, la reina decidió realizar un recorrido por el país y así conocer algunos paradisíacos lugares que encantaron a la pareja.

En esa ocasión, su recorrido inició en Cozumel, pero su llegada a esta ciudad se trató de una casualidad y debido a que en Puerto Morelos, Quintana Roo, arribó una tormenta tropical que les impidió desembarcar; luego de esto visitó Guanajuato y Oaxaca, sin embargo, no fue la única ocasión que realizó una visita a suelo mexicano.

Durante 1983, la reina regresó para consolidar una vez más la relación entre su país y México, y pese a que no tuvo un recibimiento lleno de colores y sorpresas como la primera vez, si hubo un protocolo que enalteció la llegada de una figura tan importante para el mundo.

En 2015, la reina lanzó un discurso recordando su viaje a México y dijo: "El Príncipe Felipe y yo guardamos cálidos recuerdos de nuestras visitas a México en 1975 y 1983" y se mostró alegre al saber que el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornwall realizaron un viaje a nuestro país.

Pese a que la monarca no regresó a México, mandatarios estatales de todo el país han lamentado su muerte a los 96 años de edad y han expresado sus condolencias.