Así se vive vacunación en capital de SLP

·3  min de lectura

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., abril 15 (EL UNIVERSAL).- La esperanza fue mayor que los fuertes rayos de sol que calentaba las banquetas, en las que se posaban cientos de adultos mayores, unos desde las 6 de la mañana se dieron cita a las afueras del Centro Deportivo de Alto Rendimiento, en la capital potosina, para recibir la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19. Con bancos y sombrillas, algunos acompañados por sus familiares, las personas de la tercera edad, con inicial de apellido paterno B, G L, P, U, esperaban ansiosas a que las puertas del deportivo pudieran abrirse y les permitieran ingresar a las instalaciones para ser vacunados, para así, terminar con la incertidumbre que les dejó este año la crisis sanitaria por el virus SARS-CoV-2.

Vista desde otro ángulo, en esta espera también se encuentra Pablo, uno de los verificaciones encargados de revisar que los documentos de los adultos mayores estén en orden, antes de pasar a la área de vacunación; cuenta que este martes llegó desde de las 5:40 al Centro Deportivo y espera concluir satisfactoriamente con su trabajo a las 17:00 horas, cuando cierren este módulo de vacunación, de los cinco instalados en la capital de San Luis Potosí.

Según contó a EL UNIVERSAL San Luis Potosí, familiares y adultos mayores de 60 años, llegaron desde las 6 de la mañana para garantizar que este día pudieran recibir su vacuna, sin embargo fue hasta las 9 de la mañana que lograron ingresar a las instalaciones del centro de vacunación, así como que los primeros en salir, luego de la aplicación y los 30 minutos de observación, lo hicieron pasadas las 10 de la mañana. María Inés Piña y su esposo Adolfo Soria, ambos de 69 años, acudieron al llamado de las autoridades en Salud desde las 9 de la mañana, luego de al menos una hora de espera en la fila al exterior de donde ocurre la inoculación, pudieron entrar a recibir su dosis.

Según comentaron todavía les tocó sombra cuando llegaron, sin embargo para el mediodía, hora en la que finalizaron el proceso, el calor ya era insoportable, "los que van llegando son los que van batallando". Pese a que al interior no les proporcionaron agua para hidratarse, como en otros puntos de vacunación en la capital potosina, el señor Adolfo, comentó que la organización fue muy buena, los atendieron bien los trabajadores de salud y ni siquiera el piquete por la vacuna les dolió.

Ellos, al igual que miles de parejas que acuden a los módulos de vacunación contra el Covid-19 en la capital potosina y Soledad de Graciano Sánchez, lograron ingresar en pareja, pese a que la letra del primer apellido del señor Soria, no correspondía a la inicial del día, esto según por orden de la Secretaría de Salud del Estado, que permite inocularse en familia, con el fin de facilitar el traslado. Para Guillermina, la vacunación de ella y su esposo representa la esperanza de no morir durante la pandemia, como lo han hecho más de tres mil adultos mayores de 60 años en la entidad potosina a lo largo de poco más de un año.

"Sí la necesita uno, uno que es adulto mayor y para nuestro bien. Ahora sí que el que no se la ha puesto que se la ponga por Salud", comentó. La vacunación continuará hasta el próximo 17 de abril, en este día se prevé que los adultos mayores que no hayan podido recibir su vacuna por el consumo total de las dosis destinada en el módulo el día que les tocaba o que en su caso no hayan podido acudir el día que les correspondía, puedan recibir el fármaco que dota de ilusión para el regreso gradual a una normalidad sin tantas muertes.