Así vive Barrancas, el pueblo de Luis Díaz, el secuestro del padre del futbolista colombiano; ELN confirma que lo tiene cautivo

(CNN Español) -- Barrancas, el pueblo natal del futbolista Luis Díaz, ubicado en el norte de Colombia, nunca había estado tan custodiado. Desde el pasado sábado 28 de octubre, cuando se conoció la noticia del secuestro de los padres del ídolo del fútbol colombiano, los pobladores de este lugar, de unos 40.000 habitantes, ven desfilar por sus calles decenas de vehículos y uniformados de la Policía y el Ejército nacional.

“Esto es nuevo para nuestro pueblo, ver esto de los helicópteros aterrizar, despegar, cambios de policías y así, la verdad que para nosotros es nuevo y triste a la vez, porque esta siempre ha sido una tierra amable, aseguró a CNN Cristian Almenares, ciudadano barranqueño.

Así es el operativo del gobierno de Colombia para rescatar al padre del futbolista Luis Díaz

La cancha de fútbol más grande del pueblo, donada justamente por el delantero del Liverpool de Inglaterra, sirve por estos días de helipuerto improvisado para el aterrizaje y despegue de las aeronaves oficiales. A su alrededor, niños, jóvenes y adultos se agolpan a presenciar el movimiento de los más de 230 hombres de la Policía y el Ejército que adelantan el operativo de búsqueda y rescate de Luis Manuel Díaz.

El director de la Policía de Colombia, General William René Salamanca, dijo que en este pueblo humilde y hasta ahora tranquilo, ubicado en el departamento de La Guajira, están reunidos los hombres más preparados de la policía local: comandos jungla, entrenados para el rescate en terrenos inhóspitos, oficiales y expertos de inteligencia más preparados de la institución.

“Tenemos también lo mejor de la policía judicial, analistas, cartógrafos, hombres que evalúan cualquier información, fotógrafos forenses, peritos expertos en fotografías y videos para analizar el escenario del secuestro y adelantar las tareas de rastreo”, agregó Salamanca.

Entretanto, en las afueras de la casa de la familia Díaz se observa un permanente desfile de parientes y amigos cercanos que, vestidos con camisetas blancas con la foto impresa de Luis Manuel Díaz, llegan a solidarizarse. En la fachada de la vivienda, y al frente, hay colgados carteles y afiches con su rostro y mensajes que exigen su liberación.

Los ciudadanos de Barrancas rechazan este secuestro que, según dicen, empaña la imagen de su pueblo.

“No es para que, en medio de unas negociaciones, el ELN esté haciendo esto con esta familia humilde que está tratando de salir adelante”, manifestó Guillermo Acuña, un joven barranqueño que asegura fue alumno de Luis Manuel Díaz en su escuela de fútbol.

Se refiere Acuña al comunicado publicado este jueves por la delegación del gobierno colombiano en los diálogos de paz con el grupo guerrillero, que acusa, sin mostrar pruebas, al ELN de mantener en cautiverio al padre de Luis Díaz.

Más tarde este mismo jueves, Juan Carlos Cuéllar, delegado del ELN, reconoció que el grupo guerrillero tenía en cautiverio a Luis Manuel Diaz, padre de Luis Diaz, y aseguró en un encuentro público con estudiantes que lo liberaría “lo más pronto posible”, según un video que publicó en su cuenta de la red social X Santiago Ángel, periodista de La FM en Colombia.

Por el momento la familia del futbolista no ha dado declaraciones oficiales a la prensa atendiendo indicaciones de las autoridades, dijo a CNN Gaby Díaz, hermano de Luis Díaz, quien agregó que más adelante convocarán a una rueda de prensa.

Gaby Díaz agradeció el interés de los medios de comunicación y de los ciudadanos de Barrancas por conocer la suerte de su padre.

Entre tanto, periodistas, camarógrafos y fotógrafos de medios locales y extranjeros permanecen en guardia a las afueras de la residencia de la familia Díaz, a la espera de alguna reacción o de la noticia de la liberación del padre de Luis Díaz.