Nos queremos vivas, red de vecinas que lucha por libertad de Roxana

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., septiembre 4 (EL UNIVERSAL).- "Sé que seré condenada por defenderme, por defender mi cuerpo (…) por haber castigado a mi agresor", escribe desde su celda en el penal del Bordo de Xochiaca, en el Estado de México, Roxana Ruiz Santiago, quien está recluida desde el pasado 8 de mayo tras asesinar al hombre que la golpeó y violó.

Sin acompañamiento legal digno y en espera de una condena por haber ejercido la legítima defensa, Roxana, originaria de Pinotepa Nacional, región Costa, solicitó acompañamiento de la asamblea vecinal Nos Queremos Vivas Neza, que ha dado visibilidad a su situación.

La asamblea vecinal Nos Queremos Vivas Neza se conformó en 2017 tras el feminicidio de Valeria, una niña de 11 años, quien fue violada y asesinada a bordo de una combi de transporte público.

La indignación reunió a vecinos, quienes se organizaron con la intención de frenar la violencia contra las mujeres en Nezahualcóyotl, Estado de México. "Poco tiempo después, nos dimos cuenta que la violencia nos rebasaba", lamenta Elsa Arista, integrante de la asamblea.

Nos Queremos Vivas Neza comenzó una página de Facebook donde hasta hoy reciben decenas de mensajes de denuncia sobre violencia, violaciones, desapariciones y feminicidios que no han alcanzado la justicia tanto en ese municipio, como en otros aledaños.

Ante ello, decidieron realizar acompañamiento de casos, pero también jornadas culturales e informativas acerca de temas relativos a la violencia de género, para sembrar la semilla de la erradicación de la violencia en la comunidad.

Hace poco más de un mes, en una de las audiencias de una víctima de feminicidio, la asamblea conoció el caso de Roxana Ruiz, pues su mamá les entregó la carta y les pidió acompañar su causa. "Este caso tiene que ver justo con la violencia que se vive en ciudad Neza", señala la activista.

Desde entonces, Nos Queremos Vivas Neza, integrada por 15 mujeres que desempeñan diversos roles, ha acompañado el caso de Roxana y ha encabezado diversas actividades para hacerlo visible.

"Aunque ahora somos puras mujeres, a los llamados de las actividades acuden también hombres que tienen diferentes oficios y profesiones, muchos de ellos son los mismos que acudieron en 2017 a acompañar el caso de Valeria", sentencia.

En el movimiento por Roxana y por las mujeres que buscan justicia en Nezahualcóyotl, han participado activistas por la tierra, amas de casa, organizaciones, artistas y promotores culturales, quienes han tejido una red. En el caso específico de la oaxaqueña, la asamblea cuenta con el respaldo de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), que tiene una filial en Oaxaca.

Cuando la asamblea inició el acompañamiento de Roxana, el caso estaba por cerrar y ella estaba por recibir sentencia. Sin embargo, la abogada pidió que se reabriera el caso. Roxana enfrenta dos imputaciones, el homicidio de su violador y un delito por contravenir las leyes de inhumación y exhumación.

La asamblea ha pedido que el caso sea tratado con perspectiva de género y que se haga valer el derecho de esta joven a tener una defensa digna, sin ser revictimizada; además, que se consideren los factores en los que sucedió el homicidio.

Los abogados de oficio, que habían tenido a cargo el caso de Roxana, según comenta desde la reclusión, no le habían explicado nada sobre el mismo. Actualmente, la joven oaxaqueña cuenta con el acompañamiento legal de la abogada y también integrante de la Limeddh, Abigail Escalante.

El pasado 12 de agosto, el juez ordenó la reapertura del caso de Roxana, mismo que deberá ser abordado con perspectiva de género, y contar con un intérprete de mixteco de Pinotepa Nacional para la joven. En tanto, en la audiencia celebrada el pasado 23 de agosto, el juez negó el peritaje necesario para aportar pruebas a favor de Roxana, en el delito contra las leyes de inhumación y exhumación.

La siguiente audiencia se celebrará el próximo 6 de septiembre. Tras la reapertura del caso, se fijó como plazo para la investigación el 13 de octubre.

El acompañamiento tanto de la asamblea como de la abogada, con quienes Roxana ha mantenido comunicación vía telefónica, ha propiciado que la joven vea "una luz en el camino", luego de que considerara su caso como perdido.

Tan sólo en Oaxaca, de enero a julio de 2021 se registraron 27 feminicidios, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; en el mismo periodo, fueron registradas 440 violaciones en la entidad.

"Defender nuestra vida no es un delito y en un país donde a diario asesinan a once mujeres, nosotras mismas tenemos que defender nuestra vida", señala Elsa Arista.

De acuerdo con la activista, los feminicidas reciben mayor respaldo legal que el que ha recibido Roxana desde su aprehensión. "Exigimos la libertad de Roxana frente a la legítima defensa, porque ella pudo haber sido una cifra más de feminicidio, pero defendió su vida".

Desde que el movimiento se hizo visible, mujeres y colectivos de Pinotepa han salido a marchar por Roxana exigiendo justicia en su caso. Además, muchas de las personas aportan apoyos económicos para ayudar a los gastos de la familia de Roxana, quien tiene que viajar constantemente de Pinotepa al Estado de México.

La asamblea inició también una recaudación de fondos a favor de Roxana, a través de las cuentas 4766841493273695, de City Banamex a nombre de Guadalupe Alvarado y 4027665780050622, de Banco Azteca, a nombre de Ana Sonia Ruiz Santiago.

Las activistas hacen un llamado a las mujeres y los colectivos de Oaxaca a pronunciarse por la justicia en el caso de Roxana, quien tiene un hijo de cuatro años, mismo que, a pesar de estar bajo el cuidado de su familia, también es afectado por la situación de su madre.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.