Viudas de policías emboscados protestan por falta de equipo

·2  min de lectura

TOLUCA, Méx., marzo 22 (EL UNIVERSAL).- "¡No los manden a la guerra sin armas!", "El fiscal está blindado los elementos no!", "Que Dios los cuide, porque el Fiscal no lo hará!", externaron viudas y familiares de los 13 policías estatales y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), que fueron acribillados en Coatepec de Harinas, por grupos delictivos fallecieron el jueves 18 de marzo.

En cartulinas blancas, las viudas de los elementos fallecidos lamentaron que sus esposos no hayan tenido equipo de protección, armas, ni siquiera suficientes balas para enfrentar a los delincuentes que los cercaron, por lo que uno de sus lemas también fue "¡Equipo para elementos no para secretarias!".

La fuerza de la policía estatal, en este momento requiere de la intervención de la Guardia Nacional, sobre todo en la zona "caliente" del Sur del Estado de México, porque ellos si tienen el armamento y el equipo para enfrentar a los grupos delincuenciales, afirmó Iván Chávez presidente de "Ciudadanos Uniformados", quien acompañó a las viudas en esta protesta en la plaza de los Mártires de Toluca, frente a los tres poderes mexiquenses.

"El armamento con el que cuenta la policía estatal, en los mejores casos, es el AR-15, 9 milímetros y nada más. Pero no contamos con armas de alto poder, no tenemos armas antiaéreas, ni vehículos de alto blindaje, que puedan soportar un ataque de estos grupos armados", afirmó Iván Chávez.

Los policías estatal incluso "tienen que pagar sus balas, sólo les dan 30 cartuchos, la mitad de ellos útiles. Si bailas, si le das para el 'chesco' al armero, te dan 30, pero ellos tienen que comprar sus balas y se exponen a que los pare un operativo y los ponga a disposición", apuntó Chávez, quien también es asesor jurídico de policías.

Las viudas de los elementos fallecidos en Coatepec de Harinas, acompañados del asesor jurídico de "Ciudadanos Uniformados", entregaron un pliego petitorio a autoridades del Estado de México, donde piden además de equipo para los elementos en activo, el pago de indemnización a que tienen derecho, de al menos 5 mil salarios mínimos demás de facilitar trámites ante las aseguradoras.

Así como el retorno a sus adscripciones de compañeros que fueron trasladados de forma injusta a puntos lejanos a sus domicilios, indicó Iván Chávez al afirmar que más de 7 mil cambios de adscripción se han registrado en los últimos 6 meses a partir de que llegó el nuevo secretario, la mayoría de estos policías tienen que trasladarse más de 4 horas de sus domicilios a su zona de trabajo, sin pago de viáticos.