Viuda de presidente asesinado regresa a Haití para los funerales

·3  min de lectura
Foto tomada el 23 de mayo de 2018 en el Palacio Nacional de Puerto Príncipe en la que aparecen el entonces presidente de Haití Jovenel Moise (I), asesinado el 7 de julio de 2021, y su esposa Martine Moise, herida en el atentado, que regresó a su país el 17 de julio de 2021

Martine Moise, la viuda del asesinado presidente de Haití, regresó este sábado a Puerto Príncipe para asistir a los funerales de su marido, informó el gobierno.

Herida en el ataque a balazos que acabó con la vida del mandatario Jovenel Moise en su casa la madrugada del 7 de julio, ella había sido evacuada a un hospital en Miami, Florida.

Con su brazo derecho en un cabestrillo y usando un chaleco antibalas, Martine Moise, de 47 años, fue recibida en el aeropuerto de Puerto Príncipe por el primer ministro interino, Claude Joseph, dijo en Twitter el secretario de Estado para las comunicaciones, Frantz Exantus.

"La primera dama (...) acaba de llegar a Haití para participar en los preparativos del funeral de Estado" de su difunto esposo, escribió Exantus, y publicó fotografías de Martine Moise desembarcando de un avión privado acompañada de varios agentes de seguridad.

Los servicios fúnebres se llevarán a cabo el 23 de julio en Cap-Haitien, una ciudad histórica en el norte de Haití.

Moise, de 53 años, fue asesinado por un escuadrón compuesto en su mayoría por mercenarios colombianos, pero muchos de los detalles que rodearon el ataque siguen siendo un misterio.

El día antes del regreso de la viuda de Moise, Joseph prometió que se hará justicia por el magnicidio.

El jefe de policía Leon Charles dijo en rueda de prensa el viernes que las autoridades haitianas "trabajan con agencias internacionales especializadas en investigaciones judiciales, como el FBI de Estados Unidos, Interpol y otros organismos que están en el terreno para analizar todas las pruebas (...) y rastrear a los autores intelectuales del asesinato".

- "Sanación para Haití" -

El jefe de policía de Colombia, Jorge Vargas, dijo que un exfuncionario del Ministerio de Justicia de Haití, Joseph Felix Badio, dio a dos de los mercenarios colombianos la orden de matar al presidente.

Pero no está claro si Badio, a su vez, estaba siguiendo órdenes de otra persona.

Exfuncionario de una unidad anticorrupción del Ministerio de Justicia, Badio es una de las numerosas personas buscadas por la policía haitiana, junto con el exsenador opositor Joel John Joseph.

Ambos son descritos en los carteles de búsqueda como "armados y peligrosos".

Más de 20 personas han sido arrestadas en relación con el magnicidio.

La policía haitiana acusó a un médico haitiano de 63 años con fuertes vínculos en Florida, Christian Emmanuel Sanon, de ser el autor intelectual del complot y de tener "objetivos políticos".

Joseph dijo que se ordenó a 24 agentes de policía adjuntos a la seguridad de Moise que se presentaran para ser interrogados.

El día antes de que Martine Moise regresara a Haití, alrededor de 40 personas se habían reunido en Miami frente al hospital donde estaba siendo atendida por una herida de bala en el brazo para mostrarle su apoyo.

La mayoría eran mujeres y vestían de azul, uno de los colores de la bandera de su país, y llevaban pancartas con consignas como "Sanación para Haití".

"Vamos a rezar por nuestra primera dama y el pueblo de Haití", dijo una de las manifestantes, Regina Martin Archat.

El jueves, Martine Moise agradeció desde el hospital "al equipo de ángeles de la guarda que (la) ayudaron en este terrible momento".

Gracias a sus precauciones, su amabilidad y su cuidado, pude aguantar", expresó, el mismo día que se difundían sus primeras imágenes desde el ataque, que la mostraban internada y con un brazo fuertemente vendado.

rg/sw/dw/dg/rsr

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.