Viuda Negra: su historia en Marvel, a través de diez escenas clave

·6  min de lectura
En Iron Man 2, la Viuda Negra hizo su primera aparición
En Iron Man 2, la Viuda Negra hizo su primera aparición

La llegada del film solista de la Viuda Negra, marca el final de un enorme recorrido que la heroína hizo en Marvel. En calidad de invitada o de coprotagonista, la Vengadora encarnada por Scarlett Johansson se demostró dueña de un rico universo propio, y por ese motivo, el film Black Widow es un merecido epílogo a las aventuras de esta exespía rusa. Para celebrar su estreno, repasamos diez de sus escenas más importantes, a lo largo de las ocho películas que compartió junto a los héroes más importantes de ese universo.

Su primera aparición (Iron Man 2)

La incorporación de Natasha Romanov dentro de la continuidad de Marvel en cine fue uno de los ingredientes más importantes en la secuela de Iron Man. En su primera escena, Johansson logra darle a su personaje la misma mística que su análoga de las historietas. Tony Stark (Robert Downey Jr.) queda inevitablemente cautivado ante la presencia de quien se supone, es una nueva secretaria, y no duda en poner a prueba sus capacidades, proponiéndole un breve duelo de boxeo contra Happy Hogan (Jon Favreau). En cuestión de minutos, la joven derrumba a Hogan demostrando que sus habilidades están más en el combate, que en las tareas administrativas.

El debut formal de Viuda Negra (Iron Man 2)

Sobre el final de este largometraje, Natasha protagoniza una gran escena de acción, en la que demuestra sus habilidades en la pelea cuerpo a cuerpo. Mientras Happy intenta derrotar a un solo villano, la Viuda Negra -por su propia cuenta- elimina a casi una decena de enemigos, utilizando todo tipo de maniobras, algunos dispositivos de ataque y un enorme ingenio. Se trata de su primera batalla uniformada y del comienzo de las muchas peleas que luego protagonizará a lo largo de casi una decena de títulos.

Su amistad con Hawkeye (Los Vengadores)

El primer largometraje del grupo emblema de Marvel, le prestó especial atención a la Viuda Negra y a Hawkeye (Jeremy Renner). De los dos, ninguno contaba con un film solista y por eso debían ser presentados en mayor profundidad. De este modo, el título Joss Whedon se asomó al pasado de estos personajes y más importante aún, al sincero vínculo de amistad que los une. Si bien ellos comparten una escena en la que dialogan sobre viejas heridas que no cicatrizan, es en el campo de guerra en donde el espectador puede comprender lo bien que se complementan no solo como amigos, sino también como compañeros de armas. En ese momento, mientras contienen la invasión Chitauri, también se siembra el germen de un chiste recurrente sobre qué fue lo que les sucedió en Budapest.

La espía que me amó (Capitán América y el soldado del invierno)

Viuda Negra era famosa por ser una brillante exespía soviética, sin embargo, siempre parecía que su principal fuerte era la lucha. Por ese motivo, convertirla en la coprotagonista de Capitán América y el Soldado del invierno, le permitió a la heroína demostrar sus herramientas vinculadas al espionaje. Este film, seguramente uno de los mejores de Marvel, combina una trama digna de James Bond, en la que el héroe del escudo busca desbaratar una gigantesca operación para derrocar al servicio de inteligencia más importante de los Estados Unidos (o sea, SHIELD). Y Steve Rogers (Chris Evans) se embarca junto a Natasha en una misión para la que deberán aplicar toda su inteligencia. La química entre ambos es inmejorable y el film hasta se divierte sugiriendo una tensión sexual entre sus protagonistas.

Verde, que te quiero verde (Los Vengadores: la era de Ultron)

La era de Ultron mostró a Los Vengadores perfectamente alineados, muy lejos de los días en los que aprendían a trabajar en equipo. Nuevamente, un largometraje centrado en este grupo fue la excusa perfecta para detenerse en la vida privada de Natasha y de Hawkeye. Aquí se revela por primera vez algo del pasado de la heroína y al programa al que fue sometida para convertirla en el arma más perfecto de la Unión Soviética. Pero más importante aún es que esta historia muestra el lado más frágil del personaje, sus temores, e incluso su intención por refugiarse junto a Bruce Banner (Mark Ruffalo) en una vida juntos, lejos de Los Vengadores. Sin lugar a dudas, La era de Ultron es en muchos sentidos una película dedicada a Natasha y al desgaste que sufre esta heroína, cuya vida se limita a salvar el mundo, una y otra vez.

Cambiar de bando (Capitán América: Civil War)

El gobierno impulsa un proyecto que propone que Los Vengadores trabajen según las órdenes de los Estados Unidos, pero esa idea divide al grupo en dos bandos. Por un lado, Iron Man se pone al frente de quienes están dispuestos a obedecer al Estado, mientras que el Capitán América pasa a liderar al los que consideran que esa acción coarta sus libertades individuales. Ante ese panorama, los héroes se enfrentan en una batalla en la que Viuda Negra se pone bajo las órdenes de Stark. Pero ella paulatinamente cambia de parecer y traiciona a su jefe. La escena final de este film, en la que Natasha se enfrenta abiertamente a Stark, marca un importante paso en su carrera y en la lucha por ser fiel a sus convicciones.

Heroína clandestina (Avengers: Infinity War)

Luego del paréntesis que supuso el final de Guerra civil, la Viuda Negra regresó en Avengers: Infinity War, como una luchadora clandestina asociada al Capitán América. Rubia y con el pelo corto, la heroína reaparece para plantarle cara a dos de los guerreros más feroces de Thanos (Josh Brolin). En esa breve pelea, Natasha demuestra lo mucho que entrenó sus habilidades y cómo a pesar de no contar con ningún poder, ella es una de las guerreras más feroces de Marvel. Su regreso junto a Steve Rogers aún es uno de los momentos más aplaudidos de esta película.

La angustia frente a la derrota (Avengers: Endgame)

El comienzo de Avengers: Endgame es bastante desolador. Luego de la desaparición de la mitad de la humanidad, los héroes no consiguen organizar ningún tipo de contraofensiva. Huérfanos de causa, los Vengadores sobrevivientes no tienen más opción que seguir adelante, después de una derrota fulminante. En ese contexto, el desánimo de la Viuda Negra se evidencia en una diálogo que comparte con Steve Rogers, en el que charlan sobre trivialidades intentado disimular una angustia que los consume. Se trata de un momento clave para ver a estos personajes sumergidos en su propia vulnerabilidad y en lo mucho que les cuesta asumir que ellos también pueden fallar.

El sacrificio definitivo (Avengers: Endgame)

Hay dos muertes que atraviesan a Avengers: Endgame. Una es la de Tony, por supuesto, y la otra es la de Natasha. Cuando la situación lo exige, la Vengadora no duda un instante en quitarse la vida, sabiendo que solo así puede colaborar en el regreso de todas esas personas que murieron víctimas de Thanos. Y en un momento trágico, Natasha le pone punto final a su recorrido. En un plano casi abstracto, ella se sacrifica por el bien de la humanidad, pero desde un punto de vista mucho más concreto, lo hace para que su amigo Hawkeye tenga una posibilidad de reencontrarse con su esposa e hijos. Este es un cierre con grandeza, que se condice con la evolución de una heroína que luchó incansablemente para construir vínculos afectivos, luego de sufrir durante buena parte de su vida, el peso de la soledad.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.