Visten a niña de antimotín para evento de alcaldesa en León

·2  min de lectura

GUANAJUATO, Gto., julio 16 (EL UNIVERSAL).- Un niña fue uniformada como elemento del grupo táctico de la Policía Municipal para la ceremonia de Honores a la Bandera y pase de revista a los integrantes de la Secretaría de Seguridad Pública que encabezó la alcaldesa panista Alejandra Gutiérrez Campos, el lunes pasado en la plaza principal de León.

El representante de la organización Tejiendo Redes Infancia para América Latina y el Caribe, Juan Martín Pérez García, tomó nota del evento y señaló que la presidenta municipal violentó los derechos de la menor a una vida libre de violencia e incurrió en probable comisión del delito de "corrupción de menores".

Dijo que la Procuraduría de los Derechos Humanos debe abrir un expediente en forma oficiosa para investigar la violación a los derechos de la niña y por mandato de ley corresponde a la Fiscalía General del Estado realizar una investigación por corrupción de menores.

El 11 de julio de 2022, la menor fue presentada por la alcaldesa como Arleth, caminó de su mano rodeada de policías que portaban armas largas, incluso realizó el saludo militar ante los uniformados. "Ellos son del grupo táctico de seguridad, tú vienes vestida igual que ellos", dijo Alejandra a la niña.

Esa mañana, a través del micrófono, la edil informó que Arleth es hija de un compañero de Seguridad Pública, que admira la corporación.

"Y que ella quiere ser de grande también elemento de la corporación", dijo Alejandra Gutiérrez.

El representante de Tejiendo Redes Infancia para América Latina y el Caribe, resaltó que la exaltación de esta niña vestida de forma militarizada, expuesta junto a ella a armas de alto poder, podría considerarse un tema de corrupción de menores de una policía. "Se violenta el derecho de la niña a una vida libre de violencia", acotó.

Pérez García explicó que se habla de la corrupción de menores cuando se imponen por un adulto prácticas que no corresponden al desarrollo integral de una menor de edad, "como exponerla a armas largas, exponerla al cuerpo de granaderos, vestirla (como antimotín), además exhibirla públicamente sin resguardar su identidad, su rostro".

El caso de la niña con uniforme de policía en la plaza, es claramente violatorio a las normas.

"Ahí hay responsabilidad de la presidenta municipal porque es un acto que ella presidió y se tiene que investigar, porque no es una cosa imprudencial. No es imprudencial que la presidenta municipal exhiba una niña, la coloque en un contexto de armas, eso no puede quedar ajeno".

Enfatizó que se puso en riesgo la integridad porque no puede estar en medio de un acto militarizado, más allá de que la niña pudo haber disfrutado el momento o de que le haya parecido chistoso a su familia.

El defensor social consideró que se trata de un hecho que muestra un indicio de neofascismo, un vehículo de comunicación que encanta a los neofascistas, que es usar a los niños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.