Las visitas de dos militantes de Revolución Federal al edificio de Cristina Kirchner

El piso de los Kirchner al que llevaban los bolsos: así es el inmueble de Uruguay y Juncal de los expresidentes
El edificio donde vive la vicepresidenta Cristina Kirchner, en las calles Juncal y Uruguay

Gastón Guerra y Leonardo Sosa, dos de los integrantes de Revolución Federal que quedaron procesados hoy por intentar imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor, declararon en la justicia federal que estuvieron en el edificio de Cristina Kirchner tres días antes de que ocurriera el atentado contra la vicepresidenta, donde compartieron un café y sándwiches de miga con Ximena Tezanos Pinto, la propietaria del departamento del sexto piso.

Cuando fueron indagados el mes pasado, Sosa y Guerra declararon haber visitado el edificio donde vive Cristina Kirchner, en las calles Juncal y Uruguay, donde se reunieron Tezanos Pinto, para quien luego hicieron “changuitas”. Según la información que recogió la Justicia y que es citada en el fallo del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, la abogada Gladys Egui, que defiende a Guerra y a Sosa, le alquilaba un cuarto a Tezanos Pinto. Fue en una reunión con Egui el 28 de agosto pasado donde supuestamente los integrantes de Revolución Federal conocieron a la vecina de la vicepresidenta, según ellos declararon en la causa.

La oposición insiste en tropezar con la misma piedra

Gastón Guerra contó en su declaración indagatoria que conoció a “la Sra Ximena”, vecina de la vicepresidenta, el 28 de agosto pasado. Dijo que ella lo invitó a su casa para conocerlo, y que cuando llegó conoció a un grupo de amigos de Tezanos Pinto, entre quienes se encontraba Sosa. Allí hablaron de la situación económica y política, dijo. Declaró que la propietaria del departamento le ofreció trabajo: hizo tareas de pintura e instaló azulejos. En una oportunidad se sacó una foto con ella, que luego fue difundida en algunos medios de comunicación.

El fallo judicial cita los siguientes tramos de su indagatoria: “Me invitó, estaba Leonardo Sosa, Gladys (la abogada) y que allí hablamos de política y comimos sandwichitos de miga”. “[Tezanos Pinto] me ofreció changas, para pintar, arreglarle el piso, le puse azulejos en la casa (...) me ofreció un trabajito”. “Iba cada tanto a su casa a hacer changuitas”, agregó.

El departamento de Ximena de Tezanos Pinto el 22 y el 27 de agosto de 2022.
El departamento de Ximena de Tezanos Pinto el 22 y el 27 de agosto de 2022. - Créditos: @Enrique García Medina / Santiago Filipuzzi

Guerra también dijo que en un principio ”no tenía conocimiento” de que Cristina Kirchner vivía en ese edificio, pero que luego Tezanos Pinto le contó que era su vecina. Cada vez que concurría al edificio, declaró, llevaba su DNI, se lo mostraba a la seguridad y lo revisaban. Nunca opuso resistencia porque, según declaró, le parecían bien esos controles.

Gastón Guerra
Gastón Guerra

Sosa también reconoció haber estado en el departamento de Tezanos Pinto. Dijo que se había enterado de que la vecina de la vicepresidenta había “despertado cierta simpatía” por él y por Guerra . Según declaró, era porque consideraba que su detención por acontecimientos violentos algunos meses atrás había sido injusta. Por eso fue el pasado 28 de agosto a tomar un café a lo de Tezanos Pinto donde, según declaró, hablaron de política y se tomaron una foto. Dijo que esa foto fue subida a las redes sociales porque no había nada que ocultar al respecto. La imagen fue difundida por Sosa el mismo domingo 28 de agosto, tres días antes de que ocurriera el atentado contra la vicepresidenta.

Cuando después del ataque la fotografía de Sosa y Guerra en el edificio de Juncal y Uruguay fue viralizada, la vecina de la vicepresidenta dijo que su supuesto vínculo con Revolución Federal era una “conjetura”.