Una visita al interior de la nueva planta de tratamiento de basura

Recientemente, pudimos conocer de la inauguración formal que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires realizó respecto de su planta de tratamiento de residuos, ubicada en el Complejo Ambiental Norte III del Ceamse en José León Suárez . Como ambientalista y comunicador, tuve oportunidad de conocer en detalle la planta y me pareció interesante compartirles las características de este proceso para que saquen sus propias conclusiones sobre el aporte que esta nueva adquisición puede tener en materia de residuos para la ciudad.

En principio hay que explicar de qué se trata cuando hablamos de una planta MBT. Las siglas MBT provienen de la denominación en inglés Mechanical Biological Treatment, es decir -traducido al español-, tratamiento mecánico biológico. ¿En qué consiste? Es un sistema de separación de los residuos a través de distintas etapas, cintas transportadoras y maquinarias para su posterior proceso de tratamiento.

De este modo, la nueva planta se presenta como una alternativa de tratamiento, reducción y separación de residuos secos y húmedos.

EL FUNCIONAMIENTO

Podríamos distinguir tres grandes etapas dentro del proceso.

1. Ingreso

Al ingresar al predio, se pesan los camiones para determinar la cantidad de material recolectado. Luego depositan la basura a través de unas compuertas directamente conectadas con el depósito. Al interior de la planta, una grúa manejada manualmente por un operario recolecta el material a fin de depositarlo en una tolva conectada a la línea de montaje. Las bolsas se rompen a través de un roturador. Se trata de una suerte de rodillo con cuchillas que deshace las bolsas permitiendo que salga la basura. Finalmente, a través de una cinta transportadora, la basura proveniente del roturador se traslada al tromel para su separación.

2. Separación

El tromel es un aparato giratorio que separa la basura en dos partes. Por un lado, el material orgánico de menor tamaño. Por otro, el material más grande para reciclaje. Cada parte tiene cintas transportadoras diferentes. Se trata entonces de una primera gran clasificación en residuos orgánicos y residuos reciclables.

3. Tratamiento y destino final

Esta tercera etapa implica considerar dos líneas de trabajo diferentes: la de los residuos orgánicos y la de los residuos reciclables.

a) Residuos orgánicos.

La cinta transportadora correspondiente conduce los residuos orgánicos a una parte semiexterior a la planta a fin de que sean trasladados a las camas de tratamiento. ¿Qué ocurre en estas "camas"? Los residuos orgánicos se fermentan para su posterior bioestabilización. Ello es posible porque las camas tienen líneas de aire en el suelo en las que, luego de cubrirlo, se produce un proceso de descomposición aeróbica. El producto final obtenido se utilizará para la primera cobertura del relleno.

b) Residuos reciclables.

La otra cinta transportadora en la que por primera vez se habían dividido los materiales conduce los residuos susceptibles de reciclar al área de separación. En él, los empleados clasifican la basura en diferentes categorías, como bolsas, botellas PET, envases de plástico, telas, y cartón. Estos materiales son arrojados hacia abajo en espacios separados. Y aquí tenemos una nueva separación.

Por un lado, los materiales clasificados en el área superior son arrojados a compartimentos que se abren por categoría para su posterior compresión. Una máquina específica compacta los materiales y los ata con alambre para conformar fardos. Estos fardos quedan preparados para ser vendidos a empresas recicladoras locales y extranjeras.

Por otro lado, el restante de basura que no fue clasificado pasa por una cinta magnética que captura los materiales que contengan magneto. El excedente que ya atravesó estos procesos clasificatorios se destina al relleno sanitario.

Todo este proceso se repite en tres líneas idénticas de trabajo, cada una de las cuales se estima procesa más de 300 toneladas por día. En este sentido, garantiza 140 puestos de trabajo, entre separadores y técnicos, quienes operan en tres turnos horarios diferentes.

OBJETIVOS Y EXPECTATIVAS

Como es de público conocimiento, la inauguración de esta planta se ubica dentro de las políticas del gobierno porteño por constituir a Buenos Aires como una ciudad lo más sustentable y eficiente posible en el manejo de sus recursos y residuos. Desde esta perspectiva es un paso más en pos de la reducción de la basura dado que el relleno sanitario no tendría que ser el destino sino que debiéramos encontrar las alternativas para hacernos cargo de los residuos que generamos.

Según el gobierno, se estima que la planta tratará 1000 toneladas de residuos por día, de las cuales el 60% se recuperará. De este porcentaje, un 40% correspondería a residuos orgánicos y el 20% restante a material susceptible de reciclarse.

Sé que muchos podrán manifestarse críticos de que aún se trata de una pequeña parte de la gran cantidad de residuos que se generan en el territorio porteño. No voy a decir que no es cierto. Considero que es un primer paso de varios que quedan por hacer, pero que permite ir posicionándonos con una mirada diferente sobre los residuos. La mejora en la temática de basura requiere de un importante cambio cultural y social que empieza en la concientización, la educación y la difusión de estos primeros pasos que necesitan también de nuestra acción: separar los residuos en origen.

Rodrigo Herrera Vegas es co-fundador de sustentator.com

Cargando...