Virus de Zika causa defectos congénitos en uno cada 10 embarazos: estudio EEUU

Por Julie Steenhuysen

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - Una de cada 10 mujeres embarazadas que sufrían infecciones confirmadas de Zika tuvieron un feto o bebé con defectos congénitos, dijeron el martes investigadores estadounidenses en un estudio que ofrece la imagen más clara hasta el momento del riesgo de tener el virus durante la gestación.

El reporte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) es el primero en analizar un grupo de mujeres estadounidense con resultados confirmados de infecciones de Zika durante el embarazo.

Otrora considerado como una enfermedad leve, un extenso brote que comenzó en Brasil en el 2015 y se extendió con rapidez por el continente reveló que el virus transmitido por mosquitos puede causar severos daños neurológicos y microcefalia en el feto.

"El Zika continúa siendo una amenaza para mujeres embarazadas en Estados Unidos", dijo la doctora Anne Schuchat, directora adjunta de los CDC, en un comunicado. "Con el tiempo templado y una nueva temporada de mosquitos aproximándose, la prevención es clave para proteger la salud de madres y bebés", añadió.

Los investigadores analizaron datos de casi 1.000 embarazos a término en 2016 entre mujeres que tuvieron alguna evidencia de la infección de Zika. La mayoría se infectaron al viajar a una región donde el virus se estaba extendiendo.

De los 1.000, 51 -o un 5 por ciento- tuvieron bebés o un feto con una o más malformaciones relacionadas con el Zika. Debido a las limitaciones de los análisis, solo exámenes hechos durante las primeras semanas de la infección pueden buscar específicamente el virus.

El equipo también analizó 250 mujeres con resultados definitivos de Zika. Entre ellas, una en 10 tuvieron un feto o bebé con malformaciones. El riesgo era incluso mayor entre mujeres infectadas en el primer trimestre del embarazo, donde un 15 por ciento de las gestaciones resultaron en un feto o bebé con malformaciones.

El estudio también mostró que a tres de cuatro bebés expuestos al Zika no se le hicieron tomografías después del nacimiento para diagnosticar defectos congénitos.

(Editado en español por Patricia Avila)