¿Qué es el virus Powassan?

·2  min de lectura

Una mujer de Connecticut de unos 90 años murió a causa del raro virus Powassan , según el Departamento de Salud Pública del estado, el segundo caso registrado allí este año.

Se entiende que la fallecida se enfermó de la rara enfermedad después de haber sido picada por una garrapata a principios del mes pasado. Posteriormente fue hospitalizada, su estado empeoró y falleció el 17 de mayo.

En abril, un hombre en Maine murió por el mismo virus después de desarrollar una condición neurológica.

El virus Powassan generalmente se transmite a los humanos por mordeduras de garrapatas de venado, garrapatas de marmota o garrapatas de ardilla infectadas, más comúnmente en la región de los Grandes Lagos de América del Norte entre finales de primavera y mediados de otoño.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la mayoría de las personas que contraen el virus no experimentan síntomas, pero quienes sí lo hacen pueden tener fiebre, dolor de cabeza, vómitos y debilidad entre una semana y un mes después de la picadura.

Sin embargo, puede causar una enfermedad grave en alrededor de uno de cada diez casos, incluida la infección del cerebro (conocida como encefalitis) o las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal (meningitis).

En tales casos, los síntomas pueden incluir confusión, pérdida de coordinación, dificultad para hablar y convulsiones, y provocar problemas de salud a largo plazo en el 50 por ciento de los casos graves.

Actualmente no existe una vacuna para el virus Powassan o medicamentos para tratarlo, por lo que se recomienda al público que tome medidas preventivas cuando estén al aire libre, reconociendo el terreno en el que pueden prosperar las garrapatas (hierba alta, arbustos y bosques) y usando ropa y equipo tratados con permetrina, que ofrezcan protección contra las picaduras.

Quienes crean haber contraído un caso grave de la enfermedad deben buscar atención hospitalaria.

La buena noticia es que el virus es extremadamente raro, con solo 10 casos reportados entre 2011 y 2014, aunque hay razones para creer que podría convertirse gradualmente en una amenaza mayor, dado que solo Connecticut ha visto 12 casos entre 2017 y 2021, solo dos de los cuales resultaron fatales.

La comisionada estatal de salud, la doctora Manisha Juthani, advirtió que la muerte más reciente por el virus sirve como un recordatorio para “tomar medidas para prevenir las picaduras de garrapatas desde ahora hasta fines del otoño”.

“Usar repelente de insectos, evitar las áreas donde es probable que haya garrapatas y revisar cuidadosamente si hay garrapatas después de estar afuera puede reducir la posibilidad de que usted o sus hijos se infecten con este virus”, aconsejó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.